www.economiadehoy.es
¿Cómo ha afectado la COVID-19 a los propietarios de viviendas y locales comerciales?
Ampliar

¿Cómo ha afectado la COVID-19 a los propietarios de viviendas y locales comerciales?

miércoles 19 de agosto de 2020, 10:32h
El impago por parte de los inquilinos se ha incrementado en los últimos meses. id:62186
Incertidumbre. Esa es la sensación que muchos propietarios de inmuebles alquilados han experimentado en estos meses de confinamiento y estado de alarma. Al igual que al resto de sectores, el sector inmobiliario se ha visto gravemente afectado por las consecuencias de la COVID-19 y es que muchos inquilinos han reducido sus ingresos y se han visto incapaces de hacer frente en tiempo y forma a las mensualidades acordadas por el arrendamiento de una vivienda un local comercial.

Según los expertos, lo ideal en estos casos sería hablar de forma directa con el propietario y buscar una solución conjunta que satisfaga los intereses de ambos. Sin embargo, esta situación no siempre se produce y en ocasiones se incrementa el malestar entre inquilino y el arrendador debido a la ausencia de relación o de comunicación fluida entre las partes.

Eduardo Fernández-Fígares, abogado especialista en desahucios por impago de alquiler, arroja un poco más de luz sobre el asunto y explica qué es lo más recomendable para cada situación teniendo en cuenta su experiencia con distintos inquilinos en los últimos años.

Un aumento de consultas e impagos

En su despacho Abogados Para Todos ha habido “un incremento de consultas de alrededor de un 20% en propietarios de locales”, a lo que hay que añadir “un 10% en propietarios de viviendas”. Si bien la muestra de estas cifras no es muy amplia, como para hablar a nivel global o nacional, sí que es un ejemplo muy claro de que el impago por parte de los arrendatarios se ha incrementado en plena pandemia.

En estos casos Fernández-Fígares hace especial hincapié en el trato que existe entre las partes. “Siempre que el arrendador esté contento con el arrendatario que tiene debe negociar y facilitarle en lo posible el problema que tiene”, explica. Estas facilidades pueden ir “desde el aplazamiento de la deuda hasta una condonación parcial”, además “si el inquilino supera la dificultad podrá seguir en el inmueble y todos estarán contentos”.

No obstante el asunto cambia en los casos donde el trato no es bueno, bien porque ya había impagos anteriores a la pandemia o porque los inquilinos eran problemáticos. ¿Qué es lo mejor para estos casos? “Esta situación puede ser el momento perfecto para que los propietarios se planteen iniciar el desahucio”, apunta el abogado refiriéndose más en concreto a los alquileres de viviendas. Además de esta manera los propietarios podrían poner fin al perjuicio económico que supone para ellos dejar de percibir unas rentas con las que contaban.

El caso particular de los locales comerciales

Es evidente que el arrendamiento de un local comercial no presenta las mismas características que el de una vivienda. Hay que partir de la base de que no supone la misma dificultad encontrar o sustituir a unos inquilinos en un piso, que dar con un nuevo negocio o empresa para un local. Por eso, la gestión en los locales comerciales ha de ser más particular.

Apoyándose en los anteriores argumentos, Fernández-Fígares explica que “los arrendadores de locales negocian bastante más que los de la vivienda”. Él deja claro que “en estos momentos alquilar un local no es sencillo” y por ello “muchos arrendadores prefieren lo malo conocido que lo bueno por conocer”.

Está claro que independientemente de la decisión, que ya es compleja de por sí, este es un escenario espinoso para ambas partes. Para una porque no está percibiendo el dinero justo como para poder pagar las rentas y para la otra porque está poniendo a la disposición del inquilino un inmueble que no puede ni habitar, ni explotar y no está sacando rédito a cambio. Además el contexto se magnifica si no existe el diálogo o la cordialidad entre las partes para tratar de buscar una solución amistosa. Por eso, la mejor opción es manejar cuanta más información mejor y dejarse asesorar por profesionales para optar por una opción u otra.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (1)    No(0)

+

0 comentarios