www.economiadehoy.es

Coronavirus y restaurantes

Coronavirus y restaurantes

Comunicado de la Federación de Cocineros y Reposteros

jueves 12 de marzo de 2020, 14:05h
Ante la situación especial que el impacto del coronavirus está produciendo en España y las numerosas preguntas que nos están llegando por parte de usuarios en relación a los restaurantes, desde la Federación de Cocineros y Reposteros de España FACYRE deseamos manifestar nuestro compromiso total con la salud pública, principal prioridad en estos momentos para el sector. id:56282
Ante la situación especial que el impacto del coronavirus está produciendo en España y las numerosas preguntas que nos están llegando por parte de usuarios en relación a los restaurantes, desde la Federación de Cocineros y Reposteros de España FACYRE deseamos manifestar nuestro compromiso total con la salud pública, principal prioridad en estos momentos para el sector. Además, queremos aclarar una serie de cuestiones que creemos pueden ser de interés general para la ciudadanía.

¿Se puede acudir a restaurantes con normalidad?

Se puede. La gran mayoría de los establecimientos siguen abiertos, si bien, en algunos casos, con alguna restricción horaria, para atender las necesidades de los ciudadanos. Muchas personas siguen acudiendo a sus lugares habituales de trabajo y necesitan ir a restaurantes para comer.

¿Es seguro comer en restaurantes?

Sí. No existe ninguna evidencia científica de que el coronavirus se transmita a través de los alimentos.

¿Hay posibilidades de contagio en los restaurantes?

Tantas como en cualquier otro lugar. Las posibilidades de contagio se producen por el contacto con otras personas, no por el hecho específico de acudir a un restaurante a comer.

¿Son lugares de riesgo?

No de forma particular. Además, hay que tener en cuenta que, por su tipo de actividad, los restaurantes son lugares que ya se rigen por estrictos protocolos de higiene, salubridad y normas de manipulación de alimentos. Elementos como vajilla, cubiertos, manteles, servilletas o uniformes de trabajo se lavan en máquinas industriales a altas temperaturas, por lo que la posibilidad de que los gérmenes estén presentes en estos elementos son muy bajas.

¿Qué medidas está adoptando el sector para paliar el riesgo?

Tanto las técnicas de cocinado de alimentos como las medidas de salubridad, higiene y prevención de riesgos laborales se han extremado.

¿Qué precauciones deben tomar los clientes?

Las de cualquier otro escenario de posible exposición. Evitar los lugares muy concurridos; lavarse muy bien las manos antes y después de comer; mantener la distancia de seguridad (1 metro) con otros clientes y trabajadores del establecimiento; no tocarse la nariz, la boca o los ojos; taparse boca y nariz en caso de sufrir un ceso de tos o un estornudo.

¿Y los restaurantes?

Seguir estrictamente las recomendaciones sanitarias, reforzar las medidas higiénicas, instalando geles desinfectantes para clientes y trabajadores, controlar la salud del personal y formar a su personal en protocolos de actuación seguros.

Calma y confianza

Además, desde FACYRE queremos transmitir un mensaje de calma tanto a la ciudadanía como los profesionales de la restauración y hostelería. Hay preocupación pero sin alarmismo. Y también plena confianza en la profesionalidad de un sector que, sin duda, se está adaptando rápida y ejemplarmente a la situación.

Por último, los cocineros y reposteros españoles también deseamos manifestar nuestro apoyo y colaboración total con las autoridades sanitarias, y expresar nuestro convencimiento de que las medidas adoptadas y la responsabilidad de todos servirán para superar esta situación.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de Economía de Hoy

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.