www.economiadehoy.es
Crédito y Caución prevé un impacto significativo en la economía de Japón
Ampliar

Crédito y Caución prevé un impacto significativo en la economía de Japón

miércoles 06 de mayo de 2020, 13:22h
A pesar de las medidas para aportar liquidez a la economía, Crédito y Caución espera un crecimiento de las insolvencias del 9% por el deterioro del consumo y la exportación. id:58249
Crédito y Caución prevé que el PIB de Japón se contraiga cerca del 5% en 2020 debido al efecto sobre consumo interno de las medidas tomadas por la Administración para contener el coronavirus. El impacto de la pandemia global también está afectando a fabricantes y exportadores, que sufren perturbaciones en la cadena de suministro. Debido a la drástica disminución de la demanda en Asia y Estados Unidos, la congelación de los salarios y el aumento del desempleo, las previsiones de la aseguradora de crédito para 2020 apuntan contracciones en las exportaciones japonesas por encima del 15%, de la producción industrial más allá del 8% y del consumo de los hogares en el entorno del 4%.

Este entorno pone a prueba la recuperación de las TIC, la automoción, y el sector de maquinaria. Crédito y Caución prevé que las insolvencias en Japón crezcan un 9% a pesar de todas las medidas tomadas por la Administración para apoyar la economía. Los principales sectores afectados serán comercio minorista, transporte y hostelería y las empresas orientadas a la exportación, sobre todo a China en productos relacionados con las TIC.

El coronavirus ha golpeado la economía japonesa en un momento en el que ya mostraba signos de debilidad. En 2019 sus exportaciones se desaceleraron debido a la menor expansión del comercio mundial y el aumento del proteccionismo. El fortalecimiento del yen ha pesado sobre la competitividad de las exportaciones japonesas. El aumento de los impuestos sobre el consumo generó un aumento de los precios y una reducción del gasto de las familias, generando una fuerte contracción de la economía en el último trimestre de 2019.

A pesar de todo, las perspectivas para 2021 anticipan un crecimiento del PIB cercano al 4%, aunque con riesgos a la baja como que la pandemia de coronavirus se alargue en el tiempo o se produzca un aumento de proteccionismo. En abril de 2020, la Administración aumentó sus medidas de estímulo a las empresas y hogares hasta los 1,1 billones de dólares. Estas incluyen transferencias directas de efectivo a los hogares, ampliación de préstamos, mayor apoyo financiero a las empresas para mantener el empleo, aplazamiento del pago de impuestos y seguridad social y medidas de emergencia para pequeñas y medianas empresas. Además, el Banco de Japón aumentó sus posibilidades de compra de deuda corporativa para proporcionar más liquidez a la economía y pasó a la compra ilimitada de bonos del Gobierno para apoyar su endeudamiento.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios