www.economiadehoy.es
El consumo de energía eléctrica durante la pandemia
Ampliar

El consumo de energía eléctrica durante la pandemia

viernes 25 de diciembre de 2020, 11:15h
La demanda de electricidad y su patrón de consumo típico suelen verse afectadas por muchos factores endógenos y exógenos, a los que el sistema de generación debe responder debidamente a través de los operadores de servicios públicos. id:66585
Las medidas de confinamiento para impedir la propagación de COVID-19 impuestas por muchos países han dado lugar a cambios repentinos en los hábitos socioeconómicos que han tenido efectos directos en los sistemas eléctricos.

Un análisis detallado de cómo las medidas de confinamiento han modificado el consumo de electricidad en España, uno de los países más afectados por esta pandemia, muestra que el consumo de electricidad disminuyó un 13,49% entre el 14 de marzo y el 30 de abril, en comparación con el valor medio de los cinco años anteriores.

Los perfiles de demanda de energía diaria, especialmente los picos matutinos y vespertinos, se modificaron en los hogares, hospitales y en la demanda total de energía. Estos cambios generaron una mayor incertidumbre para el Operador del Sistema a la hora de hacer previsiones de demanda, pero las desviaciones de producción aumentaron sólo un 0,1%, gracias a la presencia de un mix de generación diversificado, que se ha modificado durante este período, aumentando la proporción de fuentes renovables y disminuyendo las emisiones de CO2.

El suministro de electricidad a partir de fuentes de energía renovable (FER) representa una de las medidas clave para reducir los impactos ambientales, sobre la base del nuevo objetivo de descarbonización establecido por la Unión Europea.

Los beneficios previstos no se refieren únicamente a la disminución de la demanda de combustibles fósiles y a la reducción de los impactos ambientales. Entre los impactos sociales, el aumento del empleo representa uno de los beneficios más importantes, especialmente en un período de crisis económica. Y para los consumidores la aparición de tarifas eléctricas verdes que ya están disponibles significan un mejor control de sus consumos y les generan ahorros importantes.

Elección de una tarifa de energía verde

Como la electricidad de fuentes de baja emisión de carbono constituye un porcentaje cada vez mayor de nuestra red nacional, es probable que todos utilicemos algo de electricidad generada de forma sostenible, sea cual sea la tarifa que se nos aplique. Entonces, ¿cuál es el beneficio de una tarifa verde en particular?

Elegir una tarifa verde muestra que la demanda está ahí. Envía un mensaje a su proveedor y a la industria en general de que desea evitar la electricidad generada a partir de combustibles fósiles. El creciente número de tarifas verdes disponibles muestra que la industria está escuchando. Esta es una valiosa contribución, cualquiera que sea la tarifa verde que usted elija.

Una tarifa verde significa que parte o toda la electricidad que usted compra se "equipara" con las compras de energía renovable que su proveedor de energía hace en su nombre. Estas podrían provenir de una variedad de fuentes de energía renovable como parques eólicos y centrales hidroeléctricas. Algunas tarifas de suministro ecológico también están libres de energía nuclear.

Su proveedor debe hacerle saber qué fuentes están incluidas en la mezcla, y también qué proporción de su suministro es renovable. Algunas tarifas serán "100% renovables", otras ofrecerán un porcentaje del total.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios