www.economiadehoy.es

El Grupo Sopra Steria demuestra en 2020 una fuerte resistencia a pesar del contexto desafiante

Antonio Peñalver, Director General en Sopra Steria.
Ampliar
Antonio Peñalver, Director General en Sopra Steria.
domingo 28 de febrero de 2021, 12:43h
El crecimiento orgánico negativo de los ingresos consolidados se limitó al 4,8%. La pandemia de la Covid-19 y el ciberataque de octubre de 2020 tuvieron un impacto negativo en la actividad empresarial estimada de alrededor de 10 puntos de crecimiento. id:68825
En su reunión del 25 de febrero de 2021 presidida por Pierre Pasquier, el Consejo de Administración del Grupo Sopra Steria aprobó los estados financieros consolidados correspondientes al ejercicio que finalizó el 31 de diciembre de 2020.

El año 2020 estuvo marcado por dos acontecimientos excepcionales: la pandemia de la Covid-19, que comenzó en marzo, y un ciberataque en octubre. Estos dos hechos han tenido un impacto significativo en la actividad empresarial del Grupo. Las medidas de los gobiernos para contener y restringir los movimientos provocaron una reducción en el volumen de contratos existentes y los nuevos pedidos. En particular, las industrias Aeronáutica y Transporte, se contrajeron entre un 20% y un 30% a partir del segundo trimestre. Por otro lado, la respuesta al ciberataque implicó que los sistemas de información y producción no estuvieran disponibles en diversos grados durante varias semanas en el cuarto trimestre. El impacto negativo en la actividad empresarial de 2020 de estos dos eventos se estima en unos 10 puntos de crecimiento. El propio ciberataque tuvo un impacto negativo de 1 punto en los ingresos y un impacto negativo de 0,2 puntos en el margen operativo de la actividad empresarial.

A pesar de este contexto desafiante, Sopra Steria ha demostrado una fuerte resistencia. El descenso orgánico de las ventas se contuvo al 4,8%. La disminución del margen operativo de la actividad empresarial se limitó a 1 punto y el flujo de caja libre fue muy sólido, con 203,5 millones de euros, aunque se vio impulsado por el impacto favorable de alrededor de 50 millones de euros en partidas no recurrentes. Además, al 31 de diciembre de 2020, el tiempo medio de inactividad de los consultores había vuelto a niveles normales.

La resiliencia mostrada por el Grupo se puede explicar por varios factores. En primer lugar, las actividades recurrentes (servicios de procesos de negocio, gestión de infraestructura de TI, mantenimiento de aplicaciones y mantenimiento de software) representan alrededor del 40% de los ingresos. Por su parte, la estrategia comercial se centra en los clientes identificados como estratégicos, compuestos principalmente por grandes cuentas y Administraciones Públicas (este sector representa alrededor del 30% de los ingresos). Finalmente, el espíritu de equipo y la cultura emprendedora del Grupo facilitaron una rápida toma de decisiones y medidas para adaptarse a un entorno cambiante. Los planes de ahorro de costes, por ejemplo, se lanzaron rápidamente.

Se prestó especial atención a la gestión de recursos humanos. Mantener a los profesionales informados y el diálogo social eran una prioridad fundamental. El uso de programas de ayudas estatales fue limitado y responsable. La prioridad del Grupo era preservar las competencias y el empleo, especialmente en los sectores más afectados por la caída de la actividad empresarial, gracias a la formación y la movilidad interna.

Paralelamente, Sopra Steria continuó implementando su plan estratégico: desarrollo de productos para Sopra Financing Platform y Sopra Banking Platform; evolución de las actividades en el Reino Unido hacia un modelo basado en plataformas; fortalecimiento de la marca de consultoría Sopra Steria Next con su lanzamiento en España (tras Francia y Alemania), industrialización y adquisiciones específicas para reforzar la actividad de seguros en Francia y en banca digital para Sopra Banking Software. También se anunció un plan destinado a lograr cero emisiones netas para 2028.

Según el Director General de Sopra Steria en España, Antonio Peñalver: “2020 ha supuesto un enorme reto a todos los niveles, tanto empresarial, como también de gestión de personas, pero hemos conseguido mantenernos estables gracias al esfuerzo, empeño y trabajo de nuestro equipo, obteniendo unos resultados de negocio similares al ejercicio 2019, e incluso logrando nuevos proyectos y clientes”.

Detalles sobre el rendimiento operativo de 2019

Los ingresos consolidados del Grupo alcanzaron los 4.262,9 millones de euros, lo que supone un descenso del 3,9%. Los cambios en el alcance tuvieron un impacto positivo de 76,1 millones de euros, y las fluctuaciones monetarias tuvieron un impacto negativo de 33,5 millones de euros. El crecimiento orgánico negativo de los ingresos fue del 4,8%. Excluyendo partidas excepcionales, el tercer y cuarto trimestre mostraron una mejora en la actividad empresarial en comparación lo observado en el segundo trimestre.

El beneficio operativo de la actividad empresarial del Grupo creció hasta situase en 300,2 millones de euros (354,3 millones en 2018), con un margen del 7,0%, (del 8,0% en 2019).

En Francia, que abarca el 39% de los ingresos del grupo, estos ascendieron a 1.655,6 millones de euros, lo que supone un crecimiento orgánico negativo del 10,2%. Esta unidad se vio particularmente afectada por factores externos (en concreto, la pandemia y el ciberataque) debido a la estructura de su actividad y la importancia del sector aeronáutico (suponía el 20% de los ingresos en el primer trimestre de 2020; disminuyendo un 20% interanual). Por el contrario, el sector público fue muy resistente: los mercados verticales de Defensa y Gobierno mostraron fuertes ganancias mientras que los Servicios Sociales (centros de empleo, seguros de salud, etc.) se contrajeron levemente. En este contexto, el beneficio operativo de la actividad empresarial se situó en el 6,8% en 2020 (el 9,7% en 2019). Excluyendo partidas excepcionales, el segundo semestre del ejercicio mostró una mejora en la actividad empresarial, lo que sugiere una recuperación gradual del desempeño en 2021. El sector aeronáutico mostró signos de estabilización. El tiempo de inactividad de los consultores volvió a niveles normales y se reanudaron las contrataciones.

Por otro lado, el Reino Unido (16% de los ingresos del Grupo) fue muy resistente y alcanzó unos ingresos de 699,8 millones de euros, lo que representa un crecimiento orgánico positivo del 1,9%. Este crecimiento fue impulsado por el sólido desempeño logrado las dos joint ventures especializadas en servicios de procesos de negocios para el sector público (NHS SBS y SSCL).

Otros Países de Europa (unidad que representa el 29% de los ingresos del Grupo) registraron un crecimiento orgánico en sus ingresos del 2,3% hasta los 1.249,0 millones de euros. El crecimiento fue notable en Escandinavia y Bélgica, mientras que los demás países experimentaron un crecimiento ligeramente negativo. Además, los ingresos generados por Sopra Financial Technology (204,9 millones de euros) por la operación del sistema de información de los bancos Sparda en Alemania, aumentaron un 16,9%. El margen operativo de la actividad empresarial aumentó en casi todos los países hasta alcanzar el 8,1% para la división, frente al 6,7% en 2019.

Los ingresos de Sopra Banking Software (10% del total del Grupo) ascendieron a 421,6 millones de euros, tras una contracción orgánica del 9,1%. Las ventas de licencias demostraron ser muy resistentes, mientras que los servicios experimentaron un deterioro, particularmente durante el período de confinamiento en la primera mitad del año. El segundo semestre del año (-7,3%) mostró una mejora relativa, con un crecimiento negativo más limitado que en el primero (-10,9%). El año estuvo especialmente marcado por la consecución del plan de desarrollo de producto (tanto para Sopra Banking Platform como para Sopra Financing Platform) y el inicio de la mejora en los márgenes de los proyectos, alineados con el objetivo de un retorno gradual a un margen de dos dígitos. El beneficio operativo de la actividad empresarial se situó en 10,5 millones de euros (frente a los 4,9 millones de euros en 2019), lo que equivale a un margen del 2,5%.

La unidad de negocio Otras Soluciones (6% de los ingresos del Grupo) registró unos ingresos de 236,9 millones de euros, lo que representa un crecimiento orgánico negativo del 8,9%. Esta variación se debió a una disminución en las ventas de licencias y al aplazamiento en el lanzamiento de ciertos proyectos. Tras una mejora significativa en el segundo semestre del año (12,7%, frente al 5,0% del primer semestre), el margen operativo de la actividad empresarial para todo el año se situó en el 8,8% (frente al 15,7% de 2019).

Comentarios sobre los componentes del beneficio neto atribuible al Grupo en 2020

El beneficio de las operaciones recurrentes ascendió a 241,2 millones de euros. Incluyó un gasto de pago basado en acciones de 4,2 millones y un gasto de amortización de 34,8 millones de euros en activos intangibles asignados.

El beneficio operativo fue de 202,3 millones de euros después de un gasto neto de 58,9 millones de euros para otros ingresos y gastos operativos (en comparación con un gasto neto de 31,0 millones de euros en 2019), incluidos los gastos de 15,6 millones de euros atribuibles a los costes adicionales derivados de Covid-19 y 5,3 millones de euros relacionados con el impacto del ciberataque.

El gasto fiscal del ejercicio ascendió a 60,4,3 millones de euros, con una tasa impositiva efectiva del 34,1%.

La participación en las ganancias de las compañías contables (principalmente Axway) fue de 2,3 millones de euros (1,8 millones en 2019).

Después de deducir 12,2 millones en intereses minoritarios, el beneficio neto atribuible al Grupo ascendió a 106,8 millones de euros (frente a los 160,3 millones de 2019).

Las ganancias básicas por acción se situaron en 5,27 euros (7,92 euros en 2020).

Dividendo propuesto con respecto al ejercicio 2020

En la próxima Junta General de Accionistas, Sopra Steria propondrá el pago de un dividendo de 2,0 euros por acción.

Situación financiera a 31 de diciembre de 2020

Sopra Steria terminó el año en 2019 con una sólida posición financiera.

El flujo libre de caja fue muy sólido, alcanzando los 203,5 millones de euros (229,3 millones en 2019). La tasa de conversión de efectivo con respecto a las ganancias operativas en la actividad comercial se mantuvo estable en el 51%.

La deuda financiera neta supuso 425,6 millones de euros, un 17,2% menos que el 31 de diciembre de 2019. Representaba el 29,4% del patrimonio (36,1% a 31 de diciembre del año anterior) y 1,1 veces el EBITDA pro forma de 2020 antes del impacto de las NIIF 16 (pacto financiero que establece un máximo de 3).

Adquisiciones y operaciones de crecimiento externo

  • El 7 de agosto de 2020, Sopra Steria adquirió de los accionistas minoritarios de SAB la participación restante del 30% que aún no poseía el Grupo.
  • El 16 de septiembre de 2020, Sodifrance se incorporó al perímetro de consolidación de Sopra Steria. Tras la adquisición de una participación de control del 94,03% en el capital social, se llevó a cabo una Oferta Pública de Exclusión Obligatoria a un precio de 18 euros por acción. Las acciones de Sodifrance se eliminaron de Euronext Paris el 18 de noviembre de 2020.
  • El 31 de diciembre de 2020, Fidor Solutions, la filial de software especializada en banca digital del neobanco Fidor Bank, se incorporó al perímetro de consolidación de Sopra Steria. Esta adquisición acelerará significativamente el ritmo de desarrollo y marketing de las soluciones digitales de Sopra Banking Software, en particular, al aumentar las funciones de usuario que se ofrecen a los bancos a través de sus soluciones de Digital Banking Engagement Platform (DBEP).

Plantilla

A 31 de diciembre de 2020, la fuerza laboral del Grupo totalizaba 45.960 personas (46.265 a al 31 de diciembre de 2019), de las que un 17,6% trabajan en zonas de X-Shore.

Huella social y ambiental

Sopra Steria cree firmemente que la tecnología digital, cuando está estrechamente vinculada a la humanidad, es una rica fuente de oportunidades y progreso. El Grupo considera que su contribución a la sociedad es sostenible, humana y orientadora.

En diciembre de 2020, CDP anunció que Sopra Steria había sido nombrada en su Lista global de cambio climático A, que reconoce a las empresas que lideran el camino en transparencia corporativa y acción sobre el cambio climático, por cuarto año consecutivo. El Grupo intensificó sus compromisos climáticos en el curso de 2020 con el anuncio de su objetivo de lograr cero emisiones netas para 2028. Desde 2015, la reducción anual de Sopra Steria de sus emisiones de gases de efecto invernadero se ha alineado con esta trayectoria.

Asimismo, el Grupo siguió aumentando el número de mujeres en su plantilla en 2020. La proporción de mujeres, excluyendo el impacto de adquisiciones durante el año, pasó del 32,0% al 32,5% gracias las nuevas incorporaciones (el 34,0% de nuevas contrataciones frente al 33,1% en 2019). Esta variación debe ser vista en el contexto de la política proactiva dirigida a incrementar gradualmente el número de mujeres en puestos de alta dirección, en línea con el objetivo fijado para que las mujeres constituyan el 30% del Comité Ejecutivo en 2025.

Estrategia

La estrategia de Sopra Steria se organiza en torno a su plan corporativo independiente para la creación de valor sostenible para sus grupos de interés. Se trata de un proyecto europeo basado en la expansión a través de un crecimiento orgánico y adquisiciones. Busca aportar valor agregado y diferenciación por medio de su oferta End to End, que combina unas potentes actividades de consultoría y desarrollo de software, con experiencia dual en tecnología y negocios.

Este plan se enmarca en un mercado optimista de servicios digitales, impulsado desde hace varios años por la demanda de transformación digital por parte de empresas e instituciones que buscan incrementar su resiliencia.

En este contexto, a medio plazo, en un mercado impulsado por la transformación digital, el Grupo apunta a un crecimiento anual de ingresos orgánicos de entre el 4% y 6%, un margen operativo en la actividad comercial de alrededor del 10% y un flujo de caja libre de entre el 5% y 7 % de los ingresos.

Objetivos para 2021

Aunque la situación está mejorando, el entorno general todavía presenta incertidumbres. Según la información disponible a finales de febrero de 2021, Sopra Steria ha establecido los siguientes objetivos para el año:

  • Crecimiento de ingresos orgánicos de entre el 3% y 5%, incluyendo un primer trimestre en el que el crecimiento siga siendo negativo.
  • Mejora en el margen operativo de la actividad empresarial entre el 7,5% y el 8%.
  • Flujo de caja libre en torno a los 150 millones de euros.

El Grupo Sopra Steria demuestra en 2020 una fuerte resistencia a pesar del contexto desafiante
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios