www.economiadehoy.es
John Bowler, Schroders.
Ampliar
John Bowler, Schroders.

¿Es momento de invertir en el sector salud?

OPINIÓN: Por John Bowler, gestor de fondos especializado en innovación en salud de Schroders

jueves 07 de mayo de 2020, 19:18h
Aunque tradicionalmente se haya considerado una fuente de crecimiento relativamente defensiva, el rápido ritmo de cambio en el sector salud es su principal atractivo a la hora de invertir. id:58300
La pandemia de Covid-19 y las medidas de confinamiento extremas adoptadas en muchos países han afectado a los mercados de renta variable. Sin embargo, durante este período de volatilidad el sector de la salud ha actuado como un valor refugio. En este sentido, sigue registrando un crecimiento superior al de la economía en general, impulsado por las tendencias demográficas (como el envejecimiento de la población en muchos países) y los avances de la ciencia médica. Sin embargo, es el rápido ritmo del cambio que está experimentando el sector lo que hace más atractiva la inversión en salud.

Ventajas de invertir en el sector salud

El sector salud ha proporcionado, tradicionalmente, a los inversores una fuente de crecimiento relativamente defensiva. En otras palabras, ofrece exposición a empresas con un crecimiento de los beneficios superior al de la economía en general, con menos sensibilidad al ciclo económico que otras áreas de alto crecimiento del mercado, como las tecnologías de la información, los servicios de comunicación y el sector industrial. Muchos inversores consideran que estas características son atractivas, lo que puede explicarse en parte por el alcance y diversidad que existe en el sector. Un ejemplo de esta amplitud puede verse claramente en la tecnología médica o "medtech", un subsector del sector sanitario. Este sector abarca una amplia gama de empresas de productos y servicios que proporcionan a la industria todo tipo de productos, desde vendas y jeringas, hasta equipos de diagnóstico y tecnologías de imagen. En conjunto suministran más de 500.000 productos y servicios. Este pequeño subsector ofrece a los inversores el potencial de invertir en una serie de empresas con perfiles de rentabilidad y crecimiento muy diferentes.

Factores que impulsan el sector salud

Hay tres motores que harán de la sanidad un área de crecimiento sostenible durante muchos años. El primer factor es la demografía. El número de personas mayores en todo el mundo está impulsando una demanda acelerada de servicios sanitarios. En Estados Unidos, por ejemplo, los miembros de la generación del baby boom se acercan a los 75 años, una edad en la que aumenta la demanda de servicios como las operaciones de caderas, los audífonos y otras necesidades relacionadas con el envejecimiento. El segundo factor es la eficiencia. La carga financiera para los presupuestos nacionales y los seguros médicos de las empresas está creando la fuerza necesaria para el cambio. Por ejemplo, en EE.UU. entre el 30 y el 40% del gasto en salud se considera un desperdicio, lo que crea una tremenda oportunidad para impulsar la eficiencia. El último factor crítico es la tecnología. Hay un flujo constante de nuevas tecnologías disruptivas, tanto en medicamentos como en tecnología/datos que están proporcionando nuevos enfoques para la gestión de las enfermedades. Además, gracias a estas mejoras, se está proporcionando mejores resultados para los pacientes de una manera más eficaz desde el punto de vista del coste. La actual crisis de Covid-19 pone de relieve la importancia de estas tecnologías. Sin embargo, es el ritmo de cambios en todo el sector lo que constituye ahora la razón más convincente para que los inversores lo tengan en cuenta, ya que éste presenta un gran potencial de rentabilidad.

¿Cómo se está comportando el sector salud actualmente?

Si bien el índice MSCI WorldHealthcare ha tenido un desempeño mucho mejor que el de los mercados en general, ha habido una marcada divergencia en la rentabilidad. Las medidas políticas adoptadas para frenar el Covid-19 han detenido gran parte de los procedimientos quirúrgicos en los hospitales, llevando a cancelar la mayoría de las visitas no esenciales de los pacientes a los médicos y dentistas. Como consecuencia de ello, las empresas expuestas a esto - los hospitales y sus proveedores (como las empresas de equipo médico) - han caído mucho. Por el contrario, las grandes empresas farmacéuticas han funcionado como activos refugio relativamente seguros, ya que los pacientes de todo el mundo todavía han podido obtener sus recetas y los tratamientos críticos, como el cáncer, han tenido una interrupción mínima.

Áreas del sector salud con mayor potencial de crecimiento

El brote de Covid-19 ha demostrado claramente lo importante que es la tecnología para el sector sanitario. En particular, la “telesalud” (servicios relacionados con la atención médica a través de dispositivos electrónicos, como teléfonos móviles y ordenadores) ofrece un importante potencial de crecimiento. Los pacientes se están dando cuenta ahora de los beneficios y la conveniencia de las consultas en línea con los médicos, y los proveedores también son conscientes de esto; sobre todo, a medida que reemplazan los ingresos perdidos por las consultas presenciales canceladas con consultas virtuales. La velocidad a la que el virus se ha propagado por todo el mundo también pone de relieve la necesidad de enfoques novedosos de los tratamientos con vacunas/medicamentos para combatir esas nuevas enfermedades.

Es un buen momento para invertir en el sector salud

Es un momento realmente emocionante para invertir en el sector salud. Estamos al comienzo de un cambio transformador en el conocimiento y la tecnología. El avance de la ciencia médica en los últimos años ha visto un cambio sin precedentes en el poder de los diagnósticos, el desarrollo de productos y las terapias personalizadas. Las tecnologías médicas están contribuyendo a procedimientos más eficaces y mejores tratamientos, mientras que la salud digital servirá para democratizar la gestión de la asistencia sanitaria y el bienestar, proporcionando a los individuos las herramientas y los datos para asumir una mayor responsabilidad respecto a su propia salud personal.

Si bien estos cambios han tardado un tiempo en producirse, nos encontramos ahora en un punto de inflexión positivo en el que empezaremos a ver una auténtica innovación y avances en todo el sector. Esto impulsará las rentabilidades de las empresas que están a la vanguardia de la innovación. Pronto veremos una serie de nuevos e innovadores medicamentos en áreas como la oncología y la terapia genética que están a punto de ser comercializados.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios