www.economiadehoy.es
Alvise Lennkh, Scope Ratings.
Ampliar
Alvise Lennkh, Scope Ratings.

España necesita el impulso de las reformas para salir de una crisis sin precedentes

OPINIÓN: Por Alvise Lennkh, director de calificaciones soberanas de Scope Ratings

miércoles 17 de febrero de 2021, 19:18h
La magnitud de la recuperación de España tras experimentar la recesión más profunda de toda la Eurozona es una incertidumbre, pero determinará la rapidez con que las finanzas públicas vuelvan a un camino sostenible. id:68389
La economía de España (A-/Negativa) experimentó la mayor recesión entre las principales economías de la zona euro en 2020. El PIB se contrajo un 11%, ligeramente por encima de nuestras estimaciones, que apuntaban a una contracción del 12%, pero significativamente peor que la contracción del 8,9% del PIB de Italia (BBB+/Negativa), del 8,3% de Francia (AA/Estable) y del 5% de Alemania (AAA/Estable).

El amplio apoyo de la política monetaria ha contribuido a la financiación de importantes medidas fiscales anticíclicas para proteger la economía. España registrará un déficit fiscal de dos dígitos, estimado en el 11% del PIB, en 2020, a pesar de que los ingresos fiscales fueron mejores de lo esperado, lo que hará que la deuda aumente hasta casi el 120% del PIB desde el 96% en 2019.

A pesar del deterioro de las finanzas públicas, los costes de financiación del Gobierno siguen siendo bajos, con la rentabilidad del bono a 10 años cercana al 0%. El Banco de España posee ahora más del 25% de la deuda pública española.

Cualquier mejora fundamental de las finanzas públicas de España depende de una recuperación económica sostenida, de los esfuerzos del Gobierno para abordar las ineficiencias del mercado laboral y aumentar la productividad, junto con una estrategia creíble de consolidación fiscal a medio plazo.

La incertidumbre sobre la recuperación este año es visible en las divergentes previsiones, que van desde el 9,8% de crecimiento del Gobierno, que espera un aumento de 2,6 puntos porcentuales de los fondos de la UE, hasta la previsión de base del Banco de España del 6,8%, asumiendo un impacto positivo de 1,3 puntos porcentuales de los fondos de la UE. En línea con el FMI, nuestras previsiones señalan un repunte más modesto, del 6%.

El Gobierno está dando prioridad al crecimiento sobre la disciplina presupuestaria, lo que por el momento es apropiado dada la gran brecha de producción. Aun así, España tendrá un amplio déficit presupuestario en los próximos años. Para 2021, las autoridades prevén un déficit del 7,7% del PIB, que se basa en un escenario económico bastante optimista. Por lo tanto, si el crecimiento fuera más débil de lo previsto en los próximos años, las finanzas públicas de España se deteriorarían aún más, riesgo que se recoge en la perspectiva negativa de la calificación que Scope da a España (A-/Negativa).

El crecimiento sostenible en los próximos años dependerá, entre otros factores, del gasto efectivo de, al menos, los 78.000 millones de euros en subvenciones que España recibirá como parte del fondo de recuperación de la UE Próxima Generación, así como de las reformas del mercado laboral y de productos que aumenten el potencial de crecimiento del país. Esto se debe a que España sigue teniendo la tasa de desempleo estructural más alta de la Eurozona (14%) y casi el 25% del empleo son contratos temporales, lo que tiene efectos adversos en la seguridad laboral, así como en la disposición de las empresas a invertir en capital humano.

Además, la reforma del sistema de pensiones también contribuiría a la sostenibilidad de las finanzas públicas españolas, teniendo en cuenta que la caja de la Seguridad Social ha sido deficitaria durante los últimos 10 años, así como el envejecimiento de la población del país.

La grave situación de la economía y las condiciones de la Comisión Europea para acceder a los fondos podrían empujar los esfuerzos de reforma del Gobierno en minoría, a pesar de la fragmentación política de España. De hecho, el Gobierno ha obtenido la aprobación parlamentaria del primer presupuesto desde 2016.

Aun así, dadas estas costosas reformas políticamente, es probable que las tensiones persistan, desafiando la capacidad del Gobierno en minoría para facilitar la recuperación económica de España y fortalecer las finanzas públicas del país.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios