www.economiadehoy.es
Donald Trump.
Ampliar
Donald Trump.

Habrá un acuerdo comercial negociado entre EE. UU. y China

sábado 11 de mayo de 2019, 09:44h
Tras el anuncio del incremento de aranceles a las importaciones chinas a EE. UU., UBS AM sigue apostando porque habrá un acuerdo comercial entre ambas potencias porque son las primeras interesadas. Sin embargo, este anuncio que para muchos ha llegado como una sorpresa retrasa la firma del acuerdo. id:45204

La retórica de la guerra comercial resurgió esta semana después de que el presidente de los EE.UU. Trump anunciara súbitamente sus planes de aumentar los aranceles a productos chinos de un 10% a un 25% sobre 200.000 millones de dólares y de un 25% de otros 325.000 millones de dólares. Aunque algunos analistas de mercado han especulado que esta es una táctica de negociación de Trump para utilizarla en su beneficio al entrar en las etapas finales de la negociación, no por eso ha dejado de sorprender a muchos inversores.

Los resultados anunciados hasta la fecha respondían a la previsión de que las negociaciones comerciales concluyeran con éxito este año. Por lo tanto, las ventashan sido generalizadas tras este anuncio. UBS AM ha comunicado a los inversores que esperamos volatilidad en el futuro, dada el fuerte crecimiento de los mercados en lo que va de año, independientemente de las negociaciones comerciales, y que no nos ha sorprendido la consolidación a corto plazo.

Nuestra apuesta sigue siendo que habrá un acuerdo comercial negociado, y la probabilidad de una "guerra comercial en toda regla" es baja. Muchas empresas de EE.UU. operan internacionalmente y China es visto como un gran mercado para ellas. Las conversaciones comerciales continuarán y una delegación china visita Washington para reanudar las negociaciones. Todavía esperamos un acuerdo entre los dos gigantes, pero todavía no está claro cuándo.

Aparte de eso, el Banco Central de China anunció que reducirá el coeficiente de reservas exigido a los bancos medianos y pequeños, centrándose en las economías locales. La rápida reacción de flexibilización dirigida sugiere que los líderes chinos tienen planes para diferentes escenarios.

El camino de la negociación hacia un resultado comercial final entre EE.UU. y China sigue siendo un factor decisivo para el desempeño del mercado. Desde una perspectiva a medio plazo, seguiremos vigilando de cerca los acontecimientos. No obstante, creemos que una posible desaceleración económica gradual ya está valorada y que las autoridades chinas proporcionarán el apoyo regulatorio necesario para ayudar a facilitar la transición económica en curso.

Seguimos siendo muy selectivos y creemos que nuestras posiciones clave de alta convicción tienen sólidas perspectivas de crecimiento a largo plazo y se beneficiarán del crecimiento doméstico. En nuestras carteras de China, el riesgo total de ingresos de nuestras participaciones subyacentes en EE.UU. es mínimo (China Opp: 1,2%, China A: 1,3% a fecha de 6 de mayo de 2019).

---------------------------

Texto original de la noticia

Trade war rhetoric resurfaced this week after US President Trump abruptly announced plans to raise 10% to 25% tariffs on USD 200bn and an outright 25% of another USD 325bn worth of Chinese goods. Although some market commenters have speculated that this is a negotiating tactic from Trump to use as leverage as they enter the final stages of the negotiation, it still caught many investors by surprise. YTD market gains were in anticipation of successful trade negotiations concluding this year. Hence, the market sell off was broad-based. We have communicated to investors that we expect volatility down the road given the strong rise in markets YTD, regardless of the trade talks, and we were not surprised by the near-term consolidation.

Our base case remains for a negotiated trade settlement, and the likelihood of a “full-blown trade war" is low. A lot of US corporates operate internationally and China is seen as a huge market for them. The trade talks will continue and a Chinese delegation will visit Washington later this week to resume negotiations. We still expect a deal between the two giants, but when, is still unclear.

Further to this, the Chinese central bank, People’s Bank of China, announced that it will lower the required reserve ratio for mid- and small-sized banks focusing on local economies. The prompt action of the targeted easing suggested that the Chinese leaders have plans for different scenarios.

The negotiation path to a final US-China trade outcome remains a swing factor to market performance. From a medium-term perspective, we will continue to closely monitor events. Nonetheless, we believe that a gradual economic slowdown is already priced in and the Chinese authorities will provide necessary regulatory support to help smooth the ongoing economic transition.

We continue to be highly selective and believe our high conviction core positions have solid long-term growth prospects and will benefit from the domestic growth story. In our China portfolios, the overall revenue exposure of our underlying holdings to the US are minimal (China Opp: 1.2%, China A: 1.3% as of 6 May 2019).

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de Economía de Hoy

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.