www.economiadehoy.es

Coronavirus

La Comisión aprueba un contrato con Moderna para garantizar el acceso a una posible vacuna

La Comisión aprueba un contrato con Moderna para garantizar el acceso a una posible vacuna
Ampliar
miércoles 25 de noviembre de 2020, 13:54h
El contrato prevé la compra inicial de 80 millones de dosis en nombre de todos los Estados miembros de la Unión, además de la opción de solicitar hasta 80 millones de dosis adicionales, que se suministrarán una vez que la vacuna haya demostrado ser segura y eficaz contra la COVID-19. id:65500
La Comisión Europea ha aprobado hoy un sexto contrato en el marco de la estrategia de la Unión en materia de vacunas, esta vez con la empresa farmacéutica Moderna. El contrato prevé la compra inicial de 80 millones de dosis en nombre de todos los Estados miembros de la Unión, además de la opción de solicitar hasta 80 millones de dosis adicionales, que se suministrarán una vez que la vacuna haya demostrado ser segura y eficaz contra la COVID-19.

El contrato con Moderna amplía la ya extensa cartera de vacunas que se producirán en Europa, que incluye los contratos firmados con AstraZeneca, Sanofi-GSK, Janssen Pharmaceutica NV, BioNTech-Pfizer y el contrato aprobado con CureVac. Esta cartera diversificada de vacunas garantizará que Europa esté bien preparada para la vacunación, una vez que se haya demostrado que las vacunas son seguras y eficaces. Los Estados miembros también pueden decidir donar la vacuna a países de renta baja y media o redirigirla a otros países europeos.

La presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen, ha declarado: «Me complace anunciar el acuerdo de hoy con la empresa Moderna para comprar hasta 160 millones de dosis de su futura vacuna. Este es nuestro sexto contrato con un productor de vacunas, y estamos trabajando en otro más. Estamos creando una de las carteras de vacunas contra la COVID-19 más completas del mundo, para proporcionar a los europeos acceso a las futuras vacunas más prometedoras que se están desarrollando hasta la fecha. Una vacuna segura y eficaz puede ayudarnos a poner fin a la pandemia y a volver gradualmente a la vida normal.»

Stella Kyriakides, comisaria de Salud y Seguridad Alimentaria, ha declarado: «El acuerdo de hoy con Moderna es otro hito importante de nuestra estrategia de la Unión en materia de vacunas. Me complace que hayamos celebrado hasta la fecha seis acuerdos de compra de vacunas. Esta es una clara demostración de la Unión Europea de la Salud en acción: una Unión Europea que consigue resultados tangibles para sus ciudadanos y una base para nuestra cooperación en el ámbito de la salud en el futuro. Una vacuna segura y eficaz es más importante que nunca para ayudar a restablecer la normalidad y superar esta pandemia. Nadie está a salvo mientras no lo esté todo el mundo».

Moderna es una empresa estadounidense pionera en el desarrollo de una nueva clase de vacunas basadas en el ARN mensajero (ARNm), que es transportado a las células por nanopartículas lipídicas. La plataforma de la vacuna se ha desarrollado a lo largo de la última década. El principio básico es el uso de esta molécula como portadora de datos, con la ayuda de la cual el propio organismo puede producir proteínas y desencadenar una inmunidad duradera a la COVID-19.

La Comisión ha decidido respaldar esta vacuna basándose en una sólida evaluación científica, en la tecnología utilizada y en su capacidad de producción en Europa para abastecer a toda la Unión.

Contexto

El 17 de junio, la Comisión Europea presentó una estrategia europea para acelerar el desarrollo, la fabricación y el despliegue de vacunas eficaces y seguras contra la COVID-19. A cambio del derecho a comprar un número determinado de dosis de vacunas en un período concreto, la Comisión financia parte de los costes iniciales de los productores de vacunas a través de compromisos anticipados de mercado. La financiación aportada se considera un pago a cuenta de las vacunas que los Estados miembros compren realmente sobre la base de los compromisos anticipados de mercado.

Dado que el elevado coste y el alto índice de fracaso hacen que la inversión en una vacuna contra la COVID-19 sea una decisión de alto riesgo para los desarrolladores de vacunas, estos compromisos permitirán que se lleven a cabo inversiones que, de otro modo, podrían no realizarse.

Una vez que las vacunas hayan demostrado ser seguras y eficaces y hayan sido autorizadas por la Agencia Europea de Medicamentos, deben distribuirse y desplegarse rápidamente por toda Europa. El 15 de octubre, la Comisión estableció las medidas clave que los Estados miembros deben adoptar para estar plenamente preparados, entre las que se incluye el desarrollo de estrategias nacionales en materia de vacunación. La Comisión está estableciendo un marco común de comunicación de la información y una plataforma para supervisar la eficacia de las estrategias nacionales en materia de vacunación.

La Comisión Europea también se ha comprometido a garantizar que todas las personas que necesiten una vacuna puedan recibirla, no solo en su lugar de residencia, sino en cualquier lugar del mundo. Nadie estará a salvo mientras no lo esté todo el mundo. Por este motivo, desde el 4 de mayo de 2020, la Comisión ha reunido casi 16.000 millones EUR en el marco de la respuesta mundial a la crisis del coronavirus —la acción en todo el mundo para el acceso universal a las pruebas, los tratamientos y las vacunas contra el coronavirus y para la recuperación mundial— y ha confirmado su interés por participar en el Mecanismo COVAX para un acceso equitativo a vacunas asequibles contra la COVID-19 en cualquier sitio. Como parte de un esfuerzo del Equipo Europa, la Comisión anunció una contribución de 400 millones EUR en garantías para apoyar al COVAX y sus objetivos en el contexto de la respuesta mundial a la crisis del coronavirus. El 12 de noviembre, la Unión Europea anunció una contribución de 100 millones EUR adicionales en subvenciones para apoyar el mecanismo COVAX.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios