www.economiadehoy.es

La esperanza de emancipación de los jóvenes ha caído 15 puntos

La esperanza de emancipación de los jóvenes ha caído 15 puntos
Ampliar
jueves 09 de septiembre de 2021, 10:27h
El 72% de los jóvenes trabajadores se encuentra en situación vulnerable. El 52% de los jóvenes tiene una imagen negativa de los líderes políticos y empresariales. id:75676
OBS Business School publica el informe Los Millennials y los Centennials durante la actual pandemia de COVID-19 dirigido por Natividad Buceta, investigadora de la escuela, que describe a los nacidos entre los años 1981 y 2010, los considerados “hijos de las crisis”, analiza su situación durante la pandemia y expone los retos y la gran oportunidad que suponen los fondos Next Generation.

Millenials

La generación Y o Millenial, también conocida como “selfie”, está formada por los nacidos entre 1981 y 1995. Marcados por las crisis, los recortes de empleo y las bajadas de salarios, han nacido en plena revolución digital y representan la mayor fuerza laboral actual (en 2025 supondrá el 75%). Es la generación más dispuesta a emprender en España. Entre los años 2008 y 2014, los Millennials vieron caer sus salarios en un 15%, 4 puntos más que sus mayores, y además sufrieron una importante brecha entre su formación y los trabajos que desempeñaban, lo que se conoce como fenómeno de sobrecualificación. Entre estos jóvenes, menos del 20% considera casarse como un aspecto clave en su vida. El 81% tiene perfil en Facebook y el 83% duerme con el móvil.

Centennialls

La Generación Z o Centennialls ha nacido entre 1995 y 2010, y representa más del 25% de la población mundial. Estos jóvenes nacieron con la globalización, el cambio de milenio en plena recesión económica. Son nativos digitales y siempre están conectados a sus redes sociales. Dedican gran parte de su tiempo a Instagram, Youtube o TikTok, que les ofrecen noticias, formación, ocio y entretenimiento. Les ha tocado vivir la crisis de 2008 en plena adolescencia, con tasas altas de desempleo y la preocupación global por el cambio climático, por eso son muy responsables. Les caracteriza su impaciencia, pues tienen una capacidad de atención de 8 segundos, y revisan sus redes sociales con una frecuencia de 100 veces al día. Están muy sensibilizados con los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) y luchan por un mundo mejor para todos. Actualmente se encuentran con un mercado laboral precario.

Los jóvenes y el trabajo en pandemia

Según el informe de OBS, con la pandemia actual los jóvenes españoles viven la segunda gran crisis. Casi un 40% cree poco o nada probable encontrar trabajo en el próximo año, y la esperanza de poder emanciparse ha caído 15 puntos. De hecho, España es uno de los países de la Unión Europea más tardíos en este aspecto, ya que los jóvenes abandonan el hogar a los 29,5 años frente a los 26 de media en los países de la zona euro.

Afirma el informe que la inestabilidad laboral y el empleo precario, que alcanzaron niveles récord en la primera crisis de 2008, llevan el camino de no levantar cabeza, especialmente para los menos cualificados. El 43% de estos jóvenes reconoce la necesidad de ser más proactivo en la planificación financiera, más conservador con sus gastos y la mayoría afirma valorar los precios en sus compras. En la actualidad, Millennials y Centennials luchan por un futuro laboral con mejores condiciones, acorde a su formación y experiencia. Apuestan por el emprendimiento y la creación de sus propios negocios como vía para crecer, desarrollarse en lo que les apasiona y navegar en el entorno incierto en que nos encontramos. Su desconfianza en las instituciones locales los conduce a buscar nuevas iniciativas ilusionantes fuera de nuestras fronteras, y muchos de los mejor formados optan por emigrar, lo que provoca una verdadera fuga de talento.

Relaciones sociales

Desde el primer confinamiento, las relaciones sociales del 41% de los Millennials y Centennials se han visto afectadas. El aislamiento, el exceso de tiempo dedicado a los dispositivos electrónicos y la sobreexposición a las noticias, los contagios, la enfermedad y los fallecimientos, así como la incertidumbre sobre el futuro profesional tras la crisis sanitaria han generado en estos jóvenes cuadros de ansiedad, depresión, trastorno del sueño y sobrepeso, entre otros. El informe de OBS afirma que en torno a un 22% de los jóvenes realiza meditación.

Estos jóvenes buscan realizar actividades saludables acordes a su estilo de vida, y su conciencia ecológica y actitudes proambientales hacen que valoren la comida saludable, baja en azúcar, libre de gluten y con alto contenido proteico.

Educación y desarrollo profesional

Un porcentaje alto de jóvenes españoles opina que para prosperar en la vida hay que recibir una buena educación, pero el sistema educativo actual no les inspira confianza por la falta de adecuación a las necesidades del mundo laboral. El 64% considera que es prioritario invertir en educación, en herramientas tecnológicas y en formación en inglés.

El 52% de los jóvenes tiene una imagen negativa de los líderes políticos y empresariales; esperan una participación más proactiva de las marcas en la sociedad con la realización de donaciones y colaboraciones activas. Consideran que empresas y gobiernos deben aunar esfuerzos. Les inquieta la sensación de insensibilidad en nuestra sociedad. Para ellos, lo primero son las personas, por delante de las ganancias: priorizan la salud, la seguridad, la sostenibilidad ambiental y la igualdad. Y exigen oportunidades para su desarrollo, así como feedback continuo sobre su evolución.

Los Millennials valoran la conciliación y la flexibilidad para conseguir un equilibrio entre trabajo y ocio. Sus prioridades en el ámbito laboral son el buen ambiente, un salario justo y la formación. Y les atraen proyectos en los que la innovación y la creatividad son importantes. Aspiran a trabajar en empresas tecnológicas como Google, Amazon o Apple. Los Centennialls, además, dan mucha importancia a la ética. Tanto unos como otros consideran que viajar es una experiencia auténtica, totalizante para conocer e interactuar con otras culturas y destinos.

Retos a futuro

La finalización de los ERTE y, a medio plazo, la crisis económica tras la pandemia hacen que un 72% de los jóvenes se vayan a encontrar en situación vulnerable. Los jóvenes que están ocupados en actividades esenciales tendrán más probabilidades de mantener su empleo, mientras que el 52,5 % de la población joven empleada en los sectores no esenciales será la más expuesta a la crisis económica de la COVID-19.

La Encuesta Mundial sobre los jóvenes y la pandemia de la COVID-19, realizada por la Iniciativa Mundial sobre Empleo Decente, insta a realizar inversiones urgentes para estas generaciones, en concreto en la protección de los derechos humanos, en programas de garantía de empleo y formación y en la protección social y prestaciones de seguro de desempleo. El informe indica que debemos ser capaces de implementar políticas eficaces a tiempo.

La rapidez de propagación de la COVID-19 pone en evidencia el mundo hiperconectado y cambiante en el que nos movemos, y las nuevas generaciones lo saben bien. Para afrontarlo y abordar los retos que la nuevaera de la sostenibilidad les depara, tendrán que estar en continua formación y actualización.

Además, dado que por primera vez en la historia en la actualidad conviven cinco generaciones, “la colaboración intergeneracional es hoy más necesaria que nunca para fomentar el desarrollo económico y social”, afirma Natividad Buceta, directora del informe, y añade: “España deberá emprender una reforma estructural ambiciosa, integral y con vocación de permanencia; una reforma basada en consensos y que incluya un plan de consolidación de las finanzas públicas. También deberá saber aprovechar los recursos del plan europeo Next Generation UE, por el que España accederá a 140.000 millones de euros entre 2021 y 2026. Y además es necesario hoy más que nunca un esfuerzo coordinado entre el ámbito público y el privado”.

Según Buceta “nos hallamos frente a la gran oportunidad de construir un mundo mejor aprovechando las fortalezas de las jóvenes generaciones, apostando por las finanzas sostenibles y por las nuevas soluciones basadas en la naturaleza, la movilidad eléctrica, el hidrógeno verde, la digitalización de nuestra economía, la fabricación aditiva y la repoblación rural; tenemos los jóvenes mejor capacitados para la nueva era, preparados para liderar el cambio”. Y es que nuestras jóvenes generaciones, sensibilizadas con los problemas sociales, económicos y medioambientales, nos prometen una vida más saludable y una sociedad más inclusiva y justa.

Para iniciar la reactivación tras la pandemia, el informe indica que las empresas tendrán que invertir en formar al talento joven para abordar la nueva realidad. Necesitarán fortalecer la relación con sus empleados y consumidores más jóvenes, mejorando la experiencia y inspirando confianza. Y para ello será clave que construyan propósitos de marca auténticos, asociados a los nuevos estilos devida y valores que Millennials y Centennials están implantando.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios