www.economiadehoy.es
La formación: asignatura pendiente de 7 de cada 10 empresas españolas
Ampliar

La formación: asignatura pendiente de 7 de cada 10 empresas españolas

miércoles 06 de marzo de 2019, 08:28h
Solo el 30% compañías apuesta por la formación de sus empleados. Sin embargo, hacerlo conlleva múltiples beneficios tanto para la empresa como para el trabajador. id:42706
Hace tan solo unas semanas fuimos conocedores de los resultados empresariales del pasado año. Unas cifras que revelaron que, a pesar de la desaceleración económica y los riesgos externos, las compañías nacionales gozan de buena salud. Y no solo eso, sino que están engrasando su maquinaria al ritmo de la recuperación económica. Sin embargo y según los datos que revela el último informe de 2cilindros.com, todavía queda mucho por hacer. En especial por lo que atañe a la formación. Sí, porque hasta 7 de cada 10 entidades siguen sin invertir en planes de formación para sus trabajadores.

Tras esta manera de actuar se encuentran las falsas creencias -se piensa que no resulta rentable-, la ausencia de políticas al respecto y la falta de conocimiento, incluso por parte de los propios empleados. Tal es así, que si bien todo trabajador que se encuentra dado de alta en la Seguridad Social destina una partida obligatoria de su nómina a formación gratuita, solo el 18% la utiliza. El porcentaje supera el 50% en el caso de nuestros vecinos europeos. Los principales motivos para declinarla son, de nuevo, el desconocimiento y el desinterés.

Apostar, sí, pero bien

Además, el problema no solo radica en la falta de inversión en este ámbito, sino en que aquellas empresas que sí apuestan por la formación le destinan unos recursos cuestionables. Estamos hablando tanto en términos de cantidad como de calidad. Porque no solo son pocos y temporales (lo ideal es una formación continua), sino que las metodologías que se emplean, tal y como apunta 2cilindros.com, han quedado obsoletas o son incapaces de motivar al empleado. Por fortuna el desarrollo de las nuevas tecnologías y la popularización de formatos como el vídeo han abaratado los costes y mejorado los resultados.

En caso de los vídeos y la gamificación son capaces de incrementar en hasta un 80% la tasa de recuerdo (frente a una lección verbal tradicional). Estamos hablando de un aprendizaje activo, motivador y que permite evaluar al usuario y adaptar la enseñanza a sus necesidades. Pero, ¿por qué motiva? Principalmente porque se trata de un contenido que se percibe como un juego, que favorece la atención -la solemos perder a los 8 segundos- y obliga a tener una actitud proactiva. En el caso de los vídeos interactivos, se trata de un mensaje multisensorial en el que se presentan estímulos auditivos y visuales, y en el que se prima el autocontrol y autogestión.

Asimismo, permite que el visionado se detenga en imágenes simples, infografías, otros vídeos complementarios, etcétera. Por no hablar de que la personalización puede ir más allá. Por ejemplo, introducir cameos con los propios empleados de un call center como actores en un vídeo formativo constituye un potente método para engancharles. Lo mismo ocurre si se hace con personajes de ficción y en clave de humor. Precisamente por esto, hasta 9 de cada 10 de los sujetos encuestados aseguró que prefería aprender de esta manera.

Gracias a todo esto el alumno es más consciente de lo que sabe y se incrementa la competitividad (sobre todo si las respuestas se sincronizan con las del resto de personas de la formación y le permiten ver en qué nivel se encuentra respecto del resto). También permite evitar fraudes a la hora de realizar determinadas pruebas, pues se le puede identificar por sus patrones de respuesta habituales, por ejemplo.

La formación, clave para empresa y trabajadores

Volviendo a la rentabilidad, apostar por la formación acaba resultando rentable para la organización a medio y largo plazo. Para empezar, le brindará la oportunidad de contar con profesionales más cualificados, ya conocidos y de confianza, sin necesidad de ampliar la plantilla. En este ámbito será el trabajador el que se marque nuevos retos y ayude a la empresa a crecer en una suerte de gran familia. Esto permitirá a la compañía abrirse a nuevos mercados, mejorar sus ventas, tener una organización más productiva.

Además, desde el momento en que un trabajador empieza a adquirir otras habilidades, mejora en el ámbito laboral y se puede desarrollar personal y profesionalmente, incrementando su competitividad y la de la empresa. Por no hablar de la satisfacción que eso le produce y del compromiso que adquiere con la marca de la que ya es parte.

Más allá del aprendizaje

Pero más allá del aprendizaje, el contenido interactivo resulta tremendamente útil en el ámbito del marketing, pues no solo invita a la audiencia a interactuar, sino que permite a la marca enseñarle lo que ofrece y crea un vínculo mayor. Asimismo, le brinda la oportunidad de situar al cliente o potencial cliente en una situación real. En cualquier caso y de nuevo, su mayor valor es que logra generar un compromiso con ese “participante” y, por tanto, una implicación. Algo que finalmente se traduce en una mayor lealtad hacia la compañía.

En cifras y según las que maneja la productora 2cilindros.com, también favorece la conversión, y es una eficaz herramienta para optimizar las ventas y mejorar la experiencia del cliente en general. Para que nos hagamos una idea, el CTR de una campaña de YouTube ronda el 2%, mientras que el CTR de un vídeo interactivo puede alcanzar el 12%. Otra de sus ventajas es que permite capturar datos de estos usuarios para entender sus necesidades. Las calculadoras, las encuestas e incluso los vídeos que incluyen un botón click to chat son un buen ejemplo. Eso sí, también influye dónde se visualizan. Los vistos a través del móvil resultan un 12% más eficaces.

Por desgracia, los vídeos interactivos continúan siendo la asignatura pendiente del marketing español y de las empresas de nuestro país en general. Sí, porque solo 3 de cada 10 empresas apuestan por él. Curiosamente, hasta el 91% de los encuestados a quien se pasó un anuncio de este tipo afirmó que aprendió más sobre el producto, y el 93% aseguró que su percepción de la marca había cambiado: ahora la veía como más innovadora.

El futuro ya está aquí

Para acabar, no podemos dejar de mencionar que el desarrollo de nuevas tecnologías y el abaratamiento de algunas de la recientemente implantadas no harán más que beneficiar este sector. Es el caso de la progresiva implantación de las redes 5G. Algo similar ocurre con la producción virtualizada y la implantación de inteligencias artificiales. Gracias a ellas es posible meter al espectador dentro de una interactividad 360, y recabar los datos de sus respuestas para crear una experiencia única y personalizada -y, por lo tanto, más interesante para él-.

El software de reconocimiento facial también juega a su favor, de hecho incluso podría aplicarse a terapias y tests de corte psicológico, en entrevistas de trabajo para detectar si un candidato miente en una respuesta ante el ordenador, etcétera.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de Economía de Hoy

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.