www.economiadehoy.es
La Justicia después del coronavirus
Ampliar

La Justicia después del coronavirus

martes 19 de mayo de 2020, 20:25h
Apenas nos han dejado salir un ratito de casa y ya han aumentado los delitos graves. id:58728
Gracias al “buenismo” que nos inunda, en España disfrutamos de un sistema penitenciario en el que al preso le basta aparentar muy buena conducta y algún otro motivo para que, irremediablemente, el juez de vigilancia penitenciaria lo deje salir a trabajar o lo mande a casa, con medidas cautelares generalmente. Lo que no entendemos muchos es cómo es posible tener “mala conducta” en una cárcel española, que esto no es Bolivia.

Y los delitos han aumentado ya que los delincuentes enfocan la vida de una forma lógica. ¿Para qué salir si no hay a quién robar? Envalentonados por esta falsa sensación de seguridad que, ahora, pretenden transmitir a toda la población nuestras autoridades, ya han vuelto a sus labores. Si no hay mucha sangre por medio, entrarán por una puerta y saldrán por otra, nada cambiará, excepto la indignación de los ciudadanos que va en aumento, independientemente de a quién voten.

Los problemas jurídicos que está trayendo el coronavirus

Como podemos leer en el portal jurídico de la Unión Europea: “El coronavirus ha dado lugar a una crisis que no se detiene en las fronteras y que afecta a todos los aspectos de nuestra vida. La justicia europea no es una excepción a este respecto”. Veamos el caso concreto del Derecho concursal:

La pandemia de COVID-19 y la paralización de grandes sectores de la economía han ocasionado una caída drástica en el flujo de efectivo de las empresas y un peligro de insolvencia generalizada. Cada Estado miembro ha implementado sus propias medidas, que pueden estar relacionadas con:

  • El Derecho concursal sustantivo, incluida la suspensión de la obligación (de los deudores) y la facultad (de los acreedores) de solicitar la declaración del concurso de acreedores o moratorias de la ejecución de deudas o la rescisión de contratos;
  • El Derecho concursal procesal en relación con la interrupción de los procedimientos judiciales, los plazos ordinarios y varios tipos de plazos de prescripción; y
  • Medidas adicionales directa o indirectamente relacionadas con situaciones de insolvencia de empresas, incluidas, cuando así lo indiquen los Estados miembros, medidas más amplias para ayudar a los empresarios a superar las dificultades económicas causadas por la pandemia de COVID-19”.

El caso español

La proverbial lentitud del sistema judicial español solo puede ir a peor con esta crisis. Habra muchos que legítimamente quieran salvar algo de su patrimonio presentando un concurso de acreedores. Pero también ha debido haber ya quien ha estado ocultando su patrimonio en estos meses de confinamiento pretendiendo un alzamiento de bienes.

Para hacer frente a esa nueva normalidad judicial lo mejor es acudir a despachos de abogados con una trayectoria acreditada, aunque no sean grandes firmas nacionales o asociaciones de usuarios que nos tratarán como a un número. Como ejemplo, citaremos a BBM Abogados en Cantabria que cuenta con un equipo de especialistas en derecho civil, derecho laboral, derecho penal, derecho tributario y derecho mercantil, y que ha hecho de la atención personalizada a los clientes su sello distintivo.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios