www.economiadehoy.es
La 'spin-off' de la UOC Open Evidence lidera, con la London School of Economics y BDI Research, un estudio sobre el impacto de la calidad dual de los productos alimenticios en los consumidores
Ampliar

La 'spin-off' de la UOC Open Evidence lidera, con la London School of Economics y BDI Research, un estudio sobre el impacto de la calidad dual de los productos alimenticios en los consumidores

viernes 15 de marzo de 2019, 07:02h
El proyecto explorará las implicaciones económicas y para el consumidor de los productos alimenticios que se presentan con la misma marca pero con distintas composiciones según el país. id:43097

La libre circulación de mercancías es una de las cuatro libertades fundamentales del mercado único europeo. Esta circulación no implica necesariamente que los productos tengan que ser idénticos en toda Europa. Actualmente hay empresas que utilizan distintas recetas, formulaciones y estándares para productos que se venden en diferentes países bajo la misma marca comercial y con un envase igual o muy similar. Un consorcio formado por la London School of Economics (LSE), la 'spin-off' de la Universitat Oberta de Catalunya (UOC) Open Evidence y BDI Research (Block de Ideas), financiado por la Comisión Europea, investigará el impacto de la calidad dual de los productos alimenticios en los consumidores.

Mientras que los consumidores tienen la libertad de comprar lo que quieran, los operadores comerciales también pueden comercializar y vender productos con distintas composiciones o características, siempre y cuando respeten plenamente la legislación de la Unión Europea (ya sea en materia de seguridad, etiquetado o cualquier otra legislación horizontal). En los últimos tres años, algunos estudios realizados en distintos estados miembros han demostrado que hay productos alimenticios que presentan diferentes valores nutricionales, ingredientes, tamaño, peso y otras características según el mercado en el que se vendan.

La diferenciación de productos puede ser legítima e incluso bien aceptada cuando se adapta a las preferencias de los consumidores locales. Por ejemplo, para las empresas de alimentos y bebidas, una «calidad constante» no significa necesariamente elaborar productos idénticos en todas las zonas geográficas. De hecho, es frecuente que los operadores de empresas alimentarias adapten sus productos a las preferencias de los consumidores locales y otras condiciones. En particular, se realizan optimizaciones sensoriales para adecuarse a los hábitos alimenticios, que pueden ser muy distintos según la región. Además, puede haber diferencias objetivas en el aprovisionamiento, debido a la disponibilidad geográfica o estacional de las materias primas. Sin embargo, estas prácticas no siempre respetan la legislación, y algunas empresas alimentarias han sido acusadas de vender productos de menor calidad en los países de Europa del Este.

En este contexto, existe una gran necesidad de entender mejor las implicaciones económicas y para el consumidor de las prácticas que diferencian la composición de productos alimenticios de la misma marca. Las pruebas comparativas que se han llevado a cabo en varios estados miembros han confirmado las diferencias de calidad de algunos productos alimenticios en el mercado interno en comparación con productos elaborados por el mismo fabricante que se venden bajo la misma marca comercial, pero en otros estados miembros. Tras estas pruebas, el tema de la calidad dual en los productos alimenticios se ha convertido en una de las prioridades de la Comisión.

El estudio Análisis empírico sobre el impacto de la calidad dual de los productos alimenticios en los consumidores investigará cómo las decisiones de compra se ven afectadas por el hecho de que el mismo fabricante ofrezca productos alimenticios de marca aparentemente idéntica en otra zona del mercado único con una composición distinta (es decir, calidad dual). «El proyecto tiene como objetivo ampliar el conocimiento sobre estas prácticas comerciales», explica George Gaskell, asesor especial del director de la London School of Economics and Political Science (LSE) y director científico del proyecto.

A lo largo de los catorce meses que durará el estudio, el consorcio recopilará datos de seis países — España, Hungría, Alemania, Lituania, Finlandia y Rumanía — realizando experimentos en línea y en el laboratorio. «En conjunto, los datos recopilados nos permitirán identificar los factores clave que afectan a las preferencias de los consumidores cuando hay problemas de calidad dual», indica Cristiano Codagnone, cofundador de la 'spin-off' de la UOC Open Evidence y profesor colaborador de la UOC, que dirigirá el proyecto.

Los datos aclararán si las preferencias de los consumidores cambian cuando se modifican las características de una misma marca. Además, los datos recopilados permitirán analizar de qué modo las características de los consumidores afectan a sus preferencias (y a su predisposición a pagar) cuando hay distintas versiones de la misma marca. Asimismo, los datos del estudio deberían ayudar a entender hasta qué punto las preferencias de los consumidores por diferentes conjuntos de características se ven modificadas ante productos alimenticios con marca comercial y sin marca.

A fin de seleccionar los productos o las marcas más adecuados en cada uno de los seis estados miembros donde se realizarán los experimentos, se llevarán a cabo dos actividades: un grupo de discusión en cada uno de los países en los que se harán los experimentos y una encuesta en línea integrada por datos de estudios de mercado, para identificar los productos que habrá que analizar en la fase experimental. «Además, los resultados de los grupos de discusión proporcionarán información adicional detallada para ajustar aún más la forma de tratar los objetivos del estudio», señala Rosa Dalet, directora general de BDI Research y responsable de actividades del proyecto.

Socios del consorcio

El consorcio que participa en este estudio reúne las siguientes organizaciones:

La London School of Economics and Political Science (LSE) es una de las principales instituciones del mundo en el campo de las ciencias sociales y un centro mundial de investigación avanzada. En el Programa marco de excelencia en la investigación de 2015, llevado a cabo por el Consejo de Financiación de la Educación Superior de Inglaterra, la LSE obtuvo la más alta calificación (4*) y se situó como la mejor universidad del Reino Unido por la calidad de la investigación, tanto en la puntuación media como en el porcentaje de resultados. También fue la mejor universidad por el impacto de las políticas en las disciplinas de ciencias sociales, tanto según el promedio de las calificaciones como por la ratio del impacto de la investigación, que obtuvo una calificación de 4*.

Open Evidence (UOC) es una empresa de investigación y consultoría en la intersección de la tecnología y la sociedad, que trabaja en ciencias sociales y del comportamiento, tecnologías de la información y la comunicación (TIC) y ciencia de datos, para facilitar la toma de decisiones informada en una gran variedad de áreas. Esta empresa derivada de la Universitat Oberta de Catalunya (UOC) ofrece ideas prácticas y sólidas desde la perspectiva empírica y la base teórica para implantar políticas y estrategias innovadoras e inclusivas, derivadas de las ciencias sociales y del comportamiento, que informan decisiones basadas en la evidencia en organizaciones del sector público y del privado para abordar algunos de los principales retos a los que se enfrenta hoy el mundo. Desde 2009, su equipo multinacional de expertos ha llevado, o está llevando, a cabo con éxito un amplio abanico de estudios socioeconómicos y proyectos de investigación para varias direcciones generales y agencias de la Comisión Europea, tanto de carácter cuantitativo como cualitativo.

Block de Ideas (BDI) es una empresa líder en investigaciones de mercado con una amplia experiencia y pericia en la elaboración de estudios multinacionales sobre diferentes temas y con distintas metodologías para instituciones públicas (incluyendo la Comisión Europea y el Instituto de Prospectiva Tecnológica, IPTS) y corporaciones privadas (como fabricantes y proveedores de servicios de todo el mundo). BDI Research (Block de Ideas, SL) es la filial española de Schlesinger Group (www.schlesingerassociates.com), empresa líder en investigación de mercados con oficinas y salas de visionado en Estados Unidos, Reino Unido, Alemania, Francia y España. BDI Research se fundó en Barcelona en 1992, como empresa derivada de los Juegos Olímpicos.

El experto

Cristiano Codagnone, Cofundador de la spin-off de la UOC Open Evidence y profesor colaborador de la UOC.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de Economía de Hoy

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.