www.economiadehoy.es

La flexibilidad en el trabajo aumenta la productividad

Las 5 mejores prácticas para tener una fuerza laboral flexible
Ampliar

Las 5 mejores prácticas para tener una fuerza laboral flexible

jueves 03 de septiembre de 2020, 12:15h
Según una reciente encuesta de la consultora Bain & Company, la productividad y el compromiso de los empleados han aumentado desde que el Covid-19 marcó el comienzo de una mayor flexibilidad en las empresas, disipando el mito de que ésta tenía un impacto negativo en los resultados. id:62641
Los directivos encuestados en el estudio “Flex for success: five practices that build a flexible workforce”, hacen referencia a una mayor agilidad de los equipos, ningún tiempo perdido en los viajes ni desplazamientos y una mejor capacidad para concentrarse en el "trabajo de pensamiento profundo" como las principales razones de la mejora de su productividad. Los empleados, en su mayor parte, han recibido con los brazos abiertos el poder trabajar de manera flexible. De hecho, algunas empresas han visto reducido el absentismo en hasta un 23%, como la compañía de seguros australiana Insurance IAG.

Cuando se les pregunta si les gustaría que el trabajo sea más flexible más allá de la pandemia, los empleados responden que sí. Esta conclusión también se refleja en una encuesta realizada a más de 7.000 personas en cinco sectores industriales realizada por Six Ideas by Dexus de mayo a julio de este año. El 74% de los encuestados, independientemente de la antigüedad o el género, dijeron que estaban interesados ​​en trabajar desde casa al menos uno o dos días por semana de promedio.

La Covid-19 ha demostrado que muchos de los roles y las industrias que antes se consideraban inadecuadas para el trabajo flexible pueden adaptarse. En el futuro, a medida que las restricciones causadas por el Covid-19 se relajan, las empresas que tengan una sólida base para apoyar esta la agilidad en sus organizaciones tendrá una ventaja competitiva.

Alberto Requena, socio asociado de la oficina de Bain & Company en Madrid, añade: El teletrabajo no es perfecto, pero su funcionamiento ha superado las expectativas de muchas empresas, y en cierta medida ha llegado para quedarse. Las empresas deben poner el foco en crear un modelo que maximice la productividad y el bienestar de los trabajadores”.

Este informe, además, describe cinco de las mejores y más efectivas prácticas llevadas a cabo por en las empresas.

  • Mejor práctica n.º 1: garantizar que la flexibilidad sea flexible

Confiando y dando poder a las personas, directivos y equipos para diseñar y negociar la flexibilidad por sí mismos. Además de promover esto, las empresas con visión de futuro también miden y fomentan la flexibilidad en general. Finalmente, limitan las barreras institucionales, establecen un proceso de aprobación automatizado que requiere solo un nivel de aprobación.

  • Mejor práctica n.º 2: vincular la flexibilidad con la estrategia y el cliente

La flexibilidad permite una mayor agilidad en la organización corporativa y puede capacitar a los equipos para identificar sus propias formas de lograr los objetivos estratégicos de una empresa. Esta flexibilidad ha demostrado la necesidad de identificar nuevas formas de medir la productividad y el rendimiento, y ha requerido que algunas compañías redefinan la forma en que recompensan y evalúan el desempeño.

  • Mejor práctica n.º 3: ser modelo de flexibilidad

Debido al Covid-19, la promoción y patrocinio de la flexibilidad en las organizaciones se ha movido del ámbito de “las personas y la cultura” (RR.HH. y diversidad e inclusión, por ejemplo) hacia toda la compañía en general. Cuando los directivos hombres y mujeres, los miembros del consejo y los mandos intermedios actúan como modelos a seguir, trabajando con flexibilidad ellos mismos, establecen un importante ejemplo al apoyar la aceptación de una cultura empresarial más amplia. Señala que la flexibilidad es posible en todos los niveles y en todos los roles.

  • Mejor práctica n.º 4: Fomentar y permitir la flexibilidad del equipo

Para que las organizaciones sean verdaderamente flexibles, no es suficiente con que se adopten medidas individualmente, sino que los equipos también deben hacerlo. Éstos pueden adoptar la flexibilidad creando sus propias normas y formas de trabajar para apoyar sus objetivos. Los ejemplos pueden incluir los lunes sin reuniones, no tener reuniones durante el almuerzo o antes de las 9 a.m., o mover el cierre de la oficina a las 9 a.m. del día siguiente para respaldar un día laboral flexible. En última instancia, se trata de permitir que las personas, sus directivos y el equipo como colectivo hagan que la flexibilidad funcione para ellos.

También humaniza al equipo directivo y disipa los prejuicios generalizados, en particular, que la flexibilidad es solo para las mujeres. Esos prejuicios pueden obstaculizar la progresión profesional.

Definir normas de reuniones efectivas e inclusivas. A medida que se comienza a regresar al lugar de trabajo, los equipos pueden operar bajo un modelo híbrido, distribuido entre los hogares y los lugares de trabajo y también con diferentes horarios.

Pedir comentarios y opiniones sobre la flexibilidad. El equipo directivo tiene la oportunidad de escuchar a los empleados e incluirlos en la configuración de su futuro modelo de trabajo y flexibilidad.

  • Mejor práctica n.° 5: ayudar a las personas a trabajar de manera flexible

Proporcionar un entorno propicio para el trabajo flexible. Asegurarse de que las personas que trabajan en casa tengan la configuración adecuada de salud y seguridad, y tengan acceso a la mejor tecnología y herramientas, seguirá siendo fundamental. A más largo plazo, los ahorros potenciales derivados de la reducción del espacio de oficinas podrían reinvertirse para ayudar a las personas que trabajan de forma remota. Para otros empleados, sin embargo, el entorno del hogar no es propicio para trabajar. Dar a las personas la posibilidad de elegir dónde trabajar es un principio importante para garantizar que la flexibilidad sea verdaderamente flexible. Algunas organizaciones que buscan aprovechar el talento en zonas más remotas están considerando la creación de centros regionales o el acceso a espacios de coworking.

Bain & Company, también aconseja cómo limitar los riesgos y mantener la seguridad de los trabajadores. En esta infografía interactiva, “Back to Work: How to Limit Risks and Keep Workers Safe”, se resumen las principales medidas por industria o tipo de trabajo:

  • Empresas de trato directo con el cliente
  • Fábricas
  • Almacenes y centros de distribución
  • Oficinas
  • Call centers
  • Personal de campo
  • Educación
  • Agricultura
  • Transporte
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios