www.economiadehoy.es
Las tensiones comerciales y los efectos del COVID-19 siembran la incertidumbre, a corto plazo, en las exportaciones mundiales de servicios
Ampliar

Las tensiones comerciales y los efectos del COVID-19 siembran la incertidumbre, a corto plazo, en las exportaciones mundiales de servicios

Según el Global Economy Watch correspondiente a marzo elaborado por PwC

martes 10 de marzo de 2020, 19:28h
En el largo plazo, las previsiones sobre la evolución de las exportaciones mundiales de servicios son más positivas gracias al crecimiento de los países emergentes, al continuo desarrollo tecnológico y al incremento de acceso a Internet de alta velocidad en el mundo. id:56196
EE.UU. se mantiene como el mayor exportador de servicios del mundo, seguido del Reino Unido, Alemania y Francia. China e India han desplazado a otras economías desarrolladas y se sitúan ya en las posiciones quinta y octava. Más allá de la evolución de los mercados financieros, los efectos económicos del coronavirus todavía tardarán un tiempo en manifestarse en datos concretos.

Las previsiones de crecimiento del comercio mundial de servicios podrían verse mermadas por la epidemia del coronavirus (COVID-19) y por la actual desaceleración del comercio internacional. Especialmente, por el impacto en la demanda de servicios en los sectores de viajes, turismo y transportes, de acuerdo con la última edición del Global EconomyWatch, correspondiente al mes de marzo, elaborada por PwC.

Las exportaciones de servicios suponen en la actualidad el 23% del total de las exportaciones mundiales y, aunque se han mantenido al margen de las subidas tarifarias producidas por la escalada de las tensiones comerciales internacionales, lo cierto es que las exportaciones de servicios y de bienes están muy relacionadas, principalmente, por la caída de la demanda de servicios de transportes internacionales.

En el corto plazo, las estimaciones del Global EconomyWatch apuntan a una desaceleración de las exportaciones de servicios en el sector de viajes -el mayor de todos-, debido a la epidemia del COVID-19. China es, en la actualidad, la mayor fuente de turistas internacionales del mundo. En 2018, los turistas chinos hicieron 150 millones de viajes fuera del país y aglutinaron en torno al 20% del gasto mundial en turismo. En función de cómo evolucionen las restricciones y del grado de expansión del virus, las consecuencias para los viajes internacionales y para el sector turístico podrían ser significativas.

En el medio y largo plazo, sin embargo, las previsiones sobre la evolución de las exportaciones de servicios son más positivas. La última edición de nuestro informe TheWorld in 2050 prevé un crecimiento sostenido de los ingresos reales de las economías del G-7 y del E-7, lo que provocará una mayor demanda de servicios. Además, los continuos avances tecnológicos, junto con el crecimiento del acceso a Internet de alta velocidad, van a impulsar el desarrollo de nuevos servicios y vana hacer más sencilla su exportación a nivel internacional.

Estados Unidos, Reino Unido y Alemania, los grandes exportadores de servicios

El cambio del peso económico mundial desde los países desarrollados hacia los emergentes se empezó a notar, primero, en la producción de bienes y, ahora, está empezando a trasladarse al sector servicios. De hecho, el peso en los servicios de los países del G7 ha caído del 45%, en 2005, al 38%, en 2018. Mientras que los siete mayores países emergentes han incrementado su participación, del 9% al 12%.

No obstante, Estados Unidos sigue siendo en la actualidad el mayor exportador de servicios del mundo y acumula el 14% del mercado mundial. Le siguen el Reino Unido, Alemania y Francia y se sitúan entre el 5% y el 6%. En la actualidad, China es el quinto mayor exportador de servicios del mundo, por delante de Holanda, España e Italia. Las exportaciones de servicios de China han crecido una media del 8% al año desde 2010. Mientras tanto, India ha adelantado a Japón y ocupa el octavo lugar del ranking de 2018.

Desde 2005, el sector donde más han crecido las exportaciones de servicios en todo el mundo ha sido el de telecomunicaciones, informática y servicios de información gracias, fundamentalmente, al empuje de los mercados emergentes. En los últimos 15 años, el porcentaje de las exportaciones de servicios de los países emergentes han pasado del 7% al 10%. Se espera que este crecimiento continúe si tenemos en cuenta que, en 2030, el número de usuarios de Internet en el mundo haya pasado del 60% actual al 90% de la población mundial.

Impacto económico del COVID-19

En el momento de la elaboración del Global EconomyWatch, el coronavirus había infectado a 92.000 personas en todo el mundo. La mayoría de los análisis realizados sobre su potencial impacto se han basado en la epidemia de SARS -Síndrome respiratorio agudo grave-, producida en 2003. Esta aproximación, sin embargo, no recoge algunas cuestiones relevantes que han sucedido desde entonces y que sugieren que el impacto económico potencial podría ser sustancialmente mayor que el de aquella. La primera de ellas es que, entonces, la economía China suponía menos del 10% del PIB mundial, en términos de paridad del poder adquisitivo, según el FMI. Hoy en día, supone cerca del 20% de la economía mundial y el 11% de las exportaciones globales de bienes y servicios. La segunda es que, desde la entrada de China en 2001 en la Organización Mundial del Comercio (OMC), las empresas son cada vez más dependientes de cadenas de suministro internacionales que incluyen al gigante asiático.

El análisis considera que todavía llevará tiempo hasta ver el impacto económico del coronavirus en datos concretos, aunque reconoce que el COVID-19 representa una importante amenaza a la baja para las proyecciones de crecimiento económico incluidas en el informe, si la crisis de la epidemia se agudiza.

Nota

1.- Para más información acceder al informe completo en https://www.pwc.com/GEW

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)



Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de Economía de Hoy

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.