www.economiadehoy.es

El crédito empresarial en Europa

Olaf Tölke, Scope Ratings.
Ampliar
Olaf Tölke, Scope Ratings.

Los impagos por el Covid-19 muestran un impacto muy desigual en los ratings

OPINIÓN: Por Olaf Tölke, responsable de corporates en Scope Ratings

martes 18 de agosto de 2020, 12:39h
El Covid-19 está teniendo un impacto desigual en el desempeño operativo y financiero de las empresas con sede en Europa, incluida la distribución de los impagos y el riesgo de estos, en comparación con las recientes crisis financieras, afirman desde Scope Ratings. id:62163
Las grandes empresas europeas con grado de inversión han demostrado hasta ser sorprendentemente resistentes, en su mayoría. La forma enérgica y exhaustiva en que los bancos centrales y los gobiernos europeos intervinieron para proteger a los trabajadores, los hogares y las empresas -incluidas las moratorias sobre las normas de insolvencia- han paliado el impacto económico inicial de la crisis del coronavirus, siendo las pequeñas empresas las más afectadas por la recesión.

"Los resultados del segundo trimestre hasta la fecha y la concentración de los incumplimientos en determinados subsectores, más que en todo el panorama empresarial, subrayan nuestra opinión dada en febrero-marzo de que el impacto de la pandemia oscilaría entre grave y leve, según el sector de que se trate", dice Olaf Tölke, jefe de clasificación de empresas de Scope.

"En nuestra cobertura de calificaciones de más de 200 empresas no financieras, nuestras acciones de calificación de los últimos cuatro meses reflejan ampliamente esas vulnerabilidades del sector", dice Tölke.

Alrededor del 35% de las acciones de calificación de Scope desde mediados de marzo han sido negativas (rebajas de calificación, reducción de las perspectivas o revisión de las calificaciones para una posible rebaja) pero la mayoría, alrededor del 55%, han sido neutrales, y el resto se refieren a acciones de calificación positivas.

La crisis ha golpeado duramente a las pequeñas empresas y a algunos sectores, provocando un aumento de la insolvencia incluso entre las empresas más grandes con ingresos anuales de más de 50 millones de euros. Scope ha tomado como referencia cuatro sectores -comercio minorista, automoción, energía y bienes de capital- donde tuvieron lugar gran parte de los impagos de las grandes empresas durante el primer semestre de 2020, según los datos recopilados por la aseguradora de crédito Euler Hermes.

Varios factores afectarán al rendimiento operativo y financiero de las empresas en los próximos trimestres:

  • Scope espera una recuperación económica gradual y desigual a nivel mundial y europeo, por lo que no está nada claro que vuelvan muchas empresas puedan recuperarse y volver a los niveles de ingresos previo a la crisis del coronavirus antes de 2022.
  • La mayoría de las medidas de apoyo de emergencia de los gobiernos europeos terminarán en el segundo semestre o a principios de 2021, lo que representa una amenaza para algunas empresas, en particular para aquellas empresas más pequeñas y endeudadas que no pueden reducir los costes lo suficientemente rápido como para compensar la disminución de los ingresos.
  • La pandemia ha empeorado las tendencias cíclicas en algunos sectores, como la industria del automóvil, donde la demanda ya estaba cayendo desde los picos de 2017 y 2018.
  • La crisis está potenciancido las tendencias seculares adversas en otros sectores, en particular en la venta al por menor de productos no alimentarios: se ha acelerado el paso a las compras online, lo que pone en desventaja a las empresas de segundo y tercer nivel que no cuentan con una infraestructura de comercio electrónico ya establecida.
  • Algunos sectores, como el de los bienes de producción, que hasta ahora han demostrado su resistencia, pueden ser presa de los efectos secundarios de la pandemia a medida que las empresas más pequeñas de sus cadenas de suministro luchan por sobrevivir sin el apoyo continuo del gobierno o sin un fuerte repunte económico.
  • La pandemia puede cambiar los hábitos de consumo a largo plazo, presentando desafíos -y oportunidades- en muchos sectores, en particular el comercio minorista, el ocio, el transporte y la energía.

"Las perspectivas crediticias a largo plazo dependen fundamentalmente de la solidez y amplitud de la recuperación económica -suponiendo que no se produzca una segunda ola masiva de infecciones por Covid-19-, ya que el apoyo de emergencia del gobierno a las empresas termina", dice Tölke. "Particularmente vulnerables son las empresas más endeudadas para las que la crisis del coronavirus ha amplificado las tendencias seculares y cíclicas adversas".

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (1)    No(0)

+

0 comentarios