www.economiadehoy.es
Los préstamos personales se convierten en un buen recurso para el crecimiento de los negocios
Ampliar

Los préstamos personales se convierten en un buen recurso para el crecimiento de los negocios

martes 21 de abril de 2020, 08:42h
En muchos casos los préstamos personales online son la mejor opción para los negocios, más aún cuando se trata de nuevos emprendimientos o mejoras puntuales que se deban hacer de manera urgente. Esta modalidad de financiación es ideal, ya que se aprueba en cuestión de minutos y con pocos requisitos. id:57668
Bien sea para un nuevo negocio o para inyectar recursos en el que ya existe con miras al crecimiento a través de nuevas inversiones, la financiación es una herramienta fundamental, ya que se debe contar con capital disponible para arrancar y para mantener las operaciones comerciales.

Solicitar un crédito es una acción muy común al iniciar un emprendimiento, ya que se necesitan recursos suficientes en el momento de instalarse, para el mobiliario, equipos, servicios, material de oficina y mucho más.

También en los negocios que ya están funcionando, los préstamos son necesarios para reponer equipos, actualizar tecnología, crecer en cuanto a espacio físico, contratación de personal y una respectiva formación constante. Así como en el caso de que surjan imprevistos, como algún incumplimiento de un cliente, que puedan trastocar la operatividad del flujo de caja.

Cuando se tiene “todo el tiempo del mundo”, solicitar un crédito en una entidad bancaria tradicional puede ser una buena opción, pero cuando la inyección de recursos es necesaria en un corto período, esta modalidad no es la alternativa ideal, ya que requiere de un papeleo complicado que necesita bastante tiempo.

Para nadie es un secreto que los créditos bancarios están mayormente destinados a negocios que cuentan con flujos constantes de efectivo y una base de clientes en constante incremento. Es decir, no tienen fácil acceso a éstos, las empresas jóvenes o pequeñas que buscan crecer, ni tampoco aquellas que llevan ya años funcionando, pero que no tienen el perfil que exigen las entidades bancarias tradicionales para otorgar préstamos.

Ante este panorama existe una opción a la que este perfil empresarial (pymes, empresas jóvenes) sí pueden acceder: los prestamos personales, los cuales son aprobados tras una gestión muy sencilla, y muchas veces en cuestión de minutos.

Características de los préstamos personales

Una de las principales características de este tipo de financiación, y que a la vez se convierte en una de sus mayores ventajas, es que los préstamos personales son rápidos de aprobar y de inmediato son efectivos, por lo que son ideales cuando la inyección de recursos es urgente. Por ejemplo, cuando surge la oportunidad de la compra de un equipo a buen precio o para la contratación inmediata de personal necesario.

El tiempo para decidir el crédito es de al menos 10 minutos, contrariamente a lo que ocurre en los bancos tradicionales y otras entidades financieras, que va entre 15 y 20 días hábiles. Algunas entidades financieras online tienen la modalidad de que si la empresa beneficiaria necesita un segundo préstamo, éste se otorgará en 3 minutos sin ningún tipo de trámite.

Existen plataformas a través de las cuales se solicitan préstamos personales online que funcionan muy diferentes al modo tradicional, y de igual manera, pueden ayudar a impulsar el crecimiento de los emprendedores y profesionales. Cuentan con diversas opciones de créditos para profesionales independientes que buscan consolidar sus negocios para convertirlos en empresas de alto impacto y para pequeñas y medianas empresas que buscan crecer y aumentar sus ventas.

Otra característica destacable de este tipo de préstamos es que no es necesaria garantía ni aval, mientras que en los bancos convencionales se debe contar con garantía hipotecaria y aval.

Los documentos que se requieren para los prestamos personales por internet son bastante básicos, sólo con la identificación oficial e información acerca del negocio. Se debe tener, obviamente, una cuenta bancaria.

Cuando se trata de bancos tradicionales es un cúmulo de documentos, empezando por 12 meses de estados de cuenta, así como declaraciones parciales y anuales, entre otros muchos documentos.

Aspectos a tener en cuenta al solicitarlos

Una recomendación fundamental en el caso de optar por una financiación es separar los préstamos personales de las finanzas de la empresa, es decir, no mezclar lo que es el dinero personal con el empresarial, así como es importante hacer una buena gestión de los préstamos con el fin de no afectar al patrimonio.

Definir el hecho, inclinarse por prestamos personales en linea, y no por los créditos comerciales a través de entidades tradicionales, pasa por un minucioso análisis que determinará cuál es la necesidad y la urgencia, de tal manera que la forma de financiación elegida sea la más sana para la empresa.

En este sentido, es muy importante ser disciplinado, es decir, que realmente el préstamo personal sea para una emergencia, y además se tenga previsto con mucha previsión el crecimiento de la empresa, incluyendo la financiación. Cuando la inversión que se requiera hacer no sea inmediata, es decir, no requiera de una inyección de capital inmediata, una opción a considerar puede ser un préstamo comercial.

En lo que respecta al préstamo personal en sí, hay que tener en cuenta varios aspectos que deben ser analizados exhaustivamente, como por ejemplo, la cantidad de dinero a solicitar, lo que dependerá de la necesidad que se tenga. Es importante que ésta no sea mayor a la cantidad que realmente se requiere, teniendo en cuenta que cuanto más alto sea el importe, también más serán los intereses que se van a tener que pagar.

Otros aspectos importantes a considerar será comparar las diferentes ofertas para obtener el mejor préstamo; revisar que siempre el nivel de endeudamiento de la empresa sea bajo, es decir, que no supere el 50% de los ingresos; observar y analizar el tipo de intereses al que se ofrece el préstamo personal, teniendo claro si se trata de una tasa de interés fijo o si es variable, entre otros aspectos claves.

Se debe revisar el periodo de duración del crédito, valorar si conviene más que sea con un periodo de duración largo que implique pagos mensuales bajos, o un periodo corto que suponga cuotas más altas. Esto va a depender de la situación financiera y la capacidad de pago personal.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios