www.economiadehoy.es

La adicción al trabajo y las drogas

La adicción al trabajo y las drogas
Ampliar
lunes 23 de marzo de 2020, 10:55h
¿Se puede caer en la adicción al trabajo y, además, recurrir a las drogas para mantener el ritmo? id:56652
Pues desgraciadamente sí. Desde aquel que dice que para trabajar necesita fumar -el consumo de tabaco mata en España a cerca de 52.000 personas cada año- hasta aquel que ya necesita algo más fuerte para intentar vencer el estrés. Como es natural, este tipo de conductas ni rebajan el estrés, ni aumentan la productividad y, además, pueden llevarnos al cementerio.

De todas formas, los sujetos se van dando cuenta de su deterioro aunque lo nieguen en público. Y las familias y los allegados también empiezan a notar que algo no va bien pero se callan, no vaya a ser que molesten. Los más lúcidos acuden a tiempo a un centro de desintoxicación cuando ven que pueden perder, están perdiendo o ya han perdido el control de sus vidas.

En la página web de la Confederación Española de la Pequeña y Mediana Empresa (CEPYME) podemos ver algunos de los síntomas y problemas que causa la adición al trabajo. Los reproducimos a continuación:

Características de una persona adicta al trabajo

  • Tendencias compulsivas: trabajan intensamente y tienen dificultades para relajarse.
  • Necesidad de tener un control excesivo y malestar cuando no se obtiene el rendimiento esperado, no controla la situación o las cosas no salen como se espera.
  • Escasas o nulas relaciones interpersonales con el resto de compañeros.
  • Incapacidad para delegar tareas o trabajar en equipo.
  • Autovaloración centrada en el trabajo y no en otras facetas de su vida. Se puntúan según les va su vida laboral y por los éxitos o fracasos alcanzados en esta faceta.

Diagnóstico

Los síntomas pueden agruparse en tres grupos:

  • Cognitivos: ansiedad, irritabilidad, tristeza, necesidad creciente de trabajar más, preocupaciones relacionadas por el rendimiento laboral de forma persistente, agobio, etc.
  • Fisiológicos: estrés, insomnio, dolor de cabeza, tensión muscular, disfunciones sexuales, hipertensión, etc.
  • Motores: necesidad imperativa de llevar a cabo muchas tareas sin olvidar ningún aspecto de las mismas, incapacidad de dejar de trabajar, dejando de lado la vida social y familiar.

Como decíamos antes es muy difícil que el entorno del sujeto no note nada. Y el adicto también lo sabe o por lo menos lo intuye, casi todos los días se levanta con la intención de no consumir, pero durante la jornada las cosas cambian. La gran pregunta es cómo dejar una adicción y una de las respuestas podría ser ver es en qué estado nos encontramos, haciendo un sencillo test por Internet que tiene online el Centro de Desintoxicación Mas Ferriol.

Como siempre en la vida lo importante es tomar la decisión de hacer algo y perseverar hasta lograrlo. Si ya estamos convencidos de que necesitamos ayuda profesional, no hay que perder más tiempo. Es cierto que los criterios sobre lo que es una adicción son diversos, como incluso son diversas las opiniones médicas referentes al consumo de vino, pero tenemos que ser capaces de buscar una solución definitiva que nos aleje para siempre de nuestro problema.

Parece ser que vamos a tener muchas semanas para pensar en casa.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de Economía de Hoy

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.