www.economiadehoy.es

Elecciones en Estados Unidos e impacto en el mercado de divisas

Biden avanza camino de la victoria, pero la presidencia sigue siendo una lucha encarnizada
Ampliar

Biden avanza camino de la victoria, pero la presidencia sigue siendo una lucha encarnizada

Análisis Especial de EBURY sobre las Elecciones EEUU. Informe

jueves 05 de noviembre de 2020, 19:36h
La gran incógnita que sobrevolaba entre los inversores sobre las elecciones presidenciales de este año finalmente se ha materializado: un escrutinio agónico en el que los resultados se han retrasado y que, casi con toda seguridad, serán impugnados. id:64825

Tras una tensa noche de recuentos, los mercados financieros europeos abrieron el miércoles por la mañana sin saber quién había ganado la carrera a la Casa Blanca. En el momento de escribir este informe, el demócrata Joe Biden parece haber conseguido suficientes apoyos en los principales estados indecisos para lograr los 270 votos electorales que necesita para la victoria. Aún faltan algunos territorios clave por anunciar oficialmente, sobre todo en la zona del Cinturón del Óxido, y es posible que el resultado final de la votación no se conozca hasta dentro de unos días.

Una complicación añadida en estos comicios ha sido la gran cantidad de votos por correo que ha habido como consecuencia de la pandemia. De los 160 millones de estadounidenses que han votado este año, se estima que unos 100 millones lo han hecho por correo -una cifra considerablemente más alta que hace cuatro años, donde el porcentaje del voto anticipado fue del 20%-. Si bien muchos estados han podido contabilizar estos votos por correo con anticipación, otros, incluidos algunos de los principales estados indecisos como Michigan y Pensilvania, no han podido hacerlo hasta unos días antes de las elecciones o incluso el mismo día.

¿De qué estados clave estamos pendientes?

Los mercados vivieron un déjà vu durante la noche del pasado miércoles, en la que los primeros resultados mostraron que Trump volvía a superar las encuestas -al igual que en las elecciones de 2016-. Al principio, los sondeos daban a Biden unos 7 puntos de ventaja en el voto popular. Con un gran porcentaje de votos escrutados en la mayoría de los estados, la ventaja ahora es de poco más de 2 puntos. Probablemente la distancia se amplíe una vez que todos los votos se cuenten en algunos de los bastiones demócratas, aunque aún así ha terminado siendo una batalla mucho más reñida de lo que el mercado había previsto.

El dólar estadounidense, activo refugio, se fortaleció al principio ante la perspectiva de una reñida carrera (después de que Trump ganara en algunos territorios). Alrededor de las 00:30 (ET) del miércoles conocimos que Florida, uno de los estados clave, fue una vez más para los republicanos, y poco después Trump lograba una gran victoria en Texas. Aunque también se alzó con la victoria en Iowa y Ohio, parece que Biden está a punto de recuperar Arizona para los demócratas.

En el momento de escribir este informe (10:30AM GMT del jueves), los resultados en 43 de los 50 estados ya han sido anunciados (según la BBC), con Biden por delante con 243 votos del colegio electoral frente a los 214 de Trump. De los que quedan, uno es un bastión republicano e irá a Trump -Alaska (4 votos)-. De los 6 restantes, Biden tiene actualmente una estrecha ventaja en 3 de ellos: Wisconsin (10), Arizona (11) y Nevada (6), con Trump a la cabeza en Pennsylvania (20), Carolina del Norte (15) y Georgia (16). Tal como están las cosas, Biden estaría en camino de obtener suficientes votos del colegio electoral para ser elegido (270).

A pesar de que tres de estos estados están muy reñidos, con más del 10% de los votos aún por contar, los mercados están muy confiados en una victoria de Biden. Las probabilidades basadas en PredictIt -que mostraron alrededor de un 70% de probabilidad de una victoria de Trump durante la noche del miércoles- ahora dan una probabilidad del 86% a una victoria de Biden (gráfico 2). Esto se debe en buena parte al hecho de que la mayoría de los votos no contados hasta ahora son los que se enviaron por correo de forma anticipada, de los que se espera que un alto porcentaje de los votos sean para Biden. Una característica de las elecciones de este año es que parece que la mayoría de los votantes por correo son demócratas, y es mucho más probable que los republicanos hayan asistido a las urnas en persona.

¿Cómo han reaccionado los mercados financieros?

Hasta ahora, el mercado de divisas ha reaccionado con relativa calma, lo cual es algo sorprendente teniendo en cuenta que el mercado se orientó hacia una amplia victoria de Biden. El dólar cayó cuando las encuestas comenzaron a cerrarse anticipando una victoria de Biden y luego se recuperó a medida que avanzaba la noche y se constataba que Trump estaba logrando mejores resultados de lo esperado, aunque los activos de riesgo han vuelto a la primera línea en las últimas 24 horas a medida que una victoria de Biden se hace cada vez más clara.

En línea con esto último, el EUR/USD se está cotizando ahora por encima de lo que lo hacía antes de conocer los resultados de los primeros estados (gráfico 3). Como mencionamos en nuestro informe preliminar de estas elecciones, una victoria de Biden sería positiva para los activos de riesgo. Las monedas de los mercados emergentes también se han recuperado, con movimientos notablemente más altos en el caso del peso mexicano y el yuan chino, dos de los países que los inversionistas consideraron como los más propensos a sufrir una continuación de las políticas proteccionistas de Trump.

Hemos visto fuertes aumentos en los mercados de valores, con el índice S&P 500 subiendo a su posición más fuerte desde mediados de octubre (gráfico 4). Los rendimientos de los bonos del Estado también han disminuido, ya que los inversores se han deshecho de los activos de bajo riesgo (el rendimiento de los bonos del Tesoro a 10 años de los Estados Unidos ha caído alrededor de 15 puntos básicos, hasta el 0,75%).

¿Qué podría pasar después?

Creemos que esta tendencia ascendente de los activos de riesgo podría ser efímera. Los resultados en algunos de los estados clave que faltan -como Pensylvannia- podrían no estar disponibles hasta el viernes, por lo que todavía pueden pasar unos días más hasta que conozcamos el resultado final. Un riesgo mucho mayor para el mercado es que, como ya ha dicho repetidamente, Trump cree que se ha producido un fraude electoral y estaría dispuesto a iniciar un recurso legal para impugnar la votación. La campaña de Trump está demandando el recuento de votos en Wisconsin, Georgia, Pensilvania y Michigan, algo que luego podría elevarse al Tribunal Supremo. Se trata de un escenario similar al de las elecciones de Bush vs. Gore de 2000, en las que semanas de batallas legales retrasaron el resultado de la elección en más de un mes.

Creemos que este podría ser de nuevo el caso, y el resultado definitivo podría no conocerse hasta dentro de unos días o semanas. Cuanto más se prolongue este proceso, más respaldados veremos los activos refugio (incluido el USD) a expensas de casi todas las demás monedas.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios