www.economiadehoy.es

El mercado fija un precio demasiado agresivo para las futuras subidas del BCE

El mercado fija un precio demasiado agresivo para las futuras subidas del BCE
Ampliar

OPINIÓN: Por Florian Späte, Estratega de Bonos Senior, Generali Investments Partners

martes 26 de octubre de 2021, 12:23h
Los datos macroeconómicos publicados fueron más débiles de lo esperado. Todo comenzó el pasado lunes con las escasas cifras de crecimiento del tercer trimestre de China (0,2% intertrimestral) y la decepcionante producción industrial de EE.UU. (-1,3% intermensual frente al 0,1% intermensual previsto). Los PMIs de EE.UU. y la zona euro (viernes) también fueron débiles. id:77208

- Impulsados por la subida de los precios de las materias primas, los mercados siguieron dominados por el aumento de las expectativas de inflación (en la zona euro el indicador de expectativas de inflación “5y5y” se situó por encima del 2,0%) y la subida de los rendimientos la semana pasada.

- Los diferenciales de crédito se estrecharon ligeramente, y los mercados de renta variable siguieron subiendo, con Estados Unidos superando a la zona euro. La buena temporada de resultados proporcionó un importante apoyo.

- El Consejo de la UE terminó sin un avance en el conflicto de Polonia y en lo que respecta a la crisis energética no se tomó ninguna decisión.

- El presidente Weidmann dejará su puesto de jefe del Bundesbank a finales de año por motivos personales, lo que facilitará probablemente el mandato de la presidenta del BCE, Lagarde, en el futuro.

Desde agosto, los mercados financieros han revalorizado el futuro nivel de los tipos de interés del BCE en unos 40 puntos básicos en un horizonte de tres años. Mientras tanto, se descuenta una subida del tipo de depósito por encima del 0,0%. Consideramos que esto es demasiado agresivo y esperamos que el BCE permanezca en espera hasta 2024. Parece que los mercados están trasladando erróneamente las inminentes subidas de tipos en otros países (por ejemplo, Reino Unido y EE.UU.) a la Eurozona.

Esta evolución se debe principalmente al aumento de los precios de las materias primas y a las expectativas de inflación altamente correlacionadas. Los swaps de inflación de la Eurozona a 10 años han alcanzado el nivel más alto desde 2013. Aunque es poco probable que las tasas de inflación reales vuelvan a los niveles anteriores a la crisis, al menos parte del aumento es transitorio y disminuirá con el tiempo. Además, la política monetaria no puede atajar eficazmente los aumentos de precios provocados por los problemas de la cadena de suministro y la subida de los precios de las materias primas. Por lo tanto, esperamos una corrección de las previsiones de los tipos de interés del BCE en algún momento.

Esto también afectará a los rendimientos a largo plazo. Aunque la tendencia sigue apuntando al alza, el aumento de la rentabilidad será mucho más lento.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios