www.economiadehoy.es

Entrevista a Cary Elwes, sobre su libro Como desees

Cary Elwes, actor.
Cary Elwes, actor.
sábado 16 de noviembre de 2019, 11:39h
Cary Elwes es un actor británico, conocido por haber interpretado el papel de Westley en el clásico de amores verdaderos y grandes aventuras La princesa prometida, basado en la novela original de William Goldman. También ha participado en películas como Las locas, locas aventuras de Robin Hood, Drácula de Bram Stoker, Twister o Saw, entre otras, y recientemente ha aparecido en la célebre serie de Netflix StrangerThings. Actualmente vive en Hollywood con su familia. id:52139
Entrevista a Cary Elwes, sobre su libro Como desees
Ampliar
¿Qué te llevó apensar que ahora era el momento adecuado para contar tu historia?

A todos nos preguntaron cuál era nuestro recuerdo favorito del rodaje de la película en el evento del 25 aniversario en el Lincoln Center y tuve que pensármelo mucho para elegir un solo momento, porque la experiencia completa fue muy bonita. Me divertí tanto que quise compartirlo con todos los seguidores, y quería hacerlo antes de que mi memoria comenzara a fallar.

La idea de la narración es esencial en La princesa prometida y la película celebra la alegría que hay detrás de estas creaciones. Pensé que quizás tu libro encajaba muy bien con esto, ya que combinas tu propia narrativa con anécdotas de tus colegas, ¿planeaste desde el principio incluir sus historias junto a las tuyas?

Sí, por supuesto. Siempre he tenido la sensación de que la experiencia no fue divertida solo para mí, y una de las razones de ello fue trabajar junto a gente increíble que era muy divertida. Por eso, no puedo llevarme todo el mérito del libro. No solo he compartido su escritura con Joe Layden, también lo he hecho con Rob [Reiner], William Goldman y el resto del reparto. Es un libro increíble, pero no me puedo llevar todo el mérito.

Todas esas historias le dan al libro una gran carga emocional. Me sorprendí al estar riéndome y, al momento, sentirme emocionado, lo cual es bastante apropiado para la película misma, aunque parece que el rodaje fue de lo más divertido.

Lo fue. La gente siempre me pregunta: ¿fue tan divertido como parece? Y siempre contesto a los seguidores que fue incluso más de lo que parece y no se lo creen... No me he inventado nada de lo que cuento en este libro, ¡es todo cierto! Absolutamente todo, es una locura. Mi fractura de dedo, el pedo de André... ¡Es increíble!

¿Hay algún recuerdo o momento de la película que te hiciera especial ilusión?

Estuve emocionado desde el momento en que mi agente me llamó. Ya conocía el proyecto: sabía quién era Bill Goldman, obviamente, y quién era Rob Reiner. Había visto prácticamente todos sus trabajos y conocía el libro. Lo leí cuando tenía 13 años, así que desde el momento en que conocí a Rob y formé parte del reparto, ya estaba encantado con la experiencia que intento detallar en el libro. Yo era básicamente el novato del grupo. Estaba rodeado por un tsunami de talento, como me gusta llamarlo, así que no puedo describir la importancia que esta película tuvo para mí y para mi carrera. Es increíble.

¿Hay algo que habías olvidado y has redescubierto durante el proceso y las charlas con tus colegas?

Sí, no sabía que Wallace Shawn tenía miedo a ser despedido porque estaba convencido de que lo iban a remplazar por Danny DeVito. Por aquel entonces, no tenía ni idea. Es muy extraño... ¡Es inconcebible pensar en alguien que no sea él para ese papel!

Otra sorpresa del libro, y una de mis favoritas, ha sido conocer el proceso por el que Mandy Patinkin y tú pasasteis para crear el «Mayor Duelo de Espadas de la Época Moderna», como dice la novela. Trabajasteis mucho para conseguir un resultado excelente.

Desde el primer día nos dijeron que creían que nuestros entrenadores no tendrían tiempo suficiente para lograr que lleváramos a cabo una ejecución perfecta, así que ya habían tirado la toalla. Además, Rob dijo desde el principio: «No quiero dobles para el duelo de espadas, quiero que seáis vosotros dos». Así que no teníamos elección [risas]. Y el título de la pelea apenas añadía presión...

En el libro mencionas los problemas de marketing de la película: 20th Century Fox, la distribuidora, no sabía realmente cómo venderla y planteas un punto interesante sobre la forma en que las redes sociales habrían ayudado a que esta película encontrara su público, ¿podrías ahondar un poco en este tema?

Creo que 20th Century Fox estaba un poco abrumada, porque nunca se habían encontrado con una película que tuviera aquella mezcla de géneros. ¿Era una comedia? ¿Una película infantil? ¿Una película de acción? ¿Era una película para adultos? Finalmente, decidieron enfocarla como una película infantil con un póster precioso. Era un póster del estilo deMaxfieldParrish en Estados Unidos, en el que Peter Falk leía a Fred Savage: abuelo y nieto.

En Reino Unido lo hicieron bastante bien. Se trataba de un póster en el que aparecíamos Robin [Wright], Mandy, André, que sujeta una puerta o algo similar,y yo. Ese póster capturó la parte divertida, pero aún no se entendía la trama de la película. No teníamos ningún tráiler en televisión del que hablar. Se deshicieron del primero que se hizo. Y por aquel entonces no teníamos Internet. Si lo hubiéramos tenido, probablemente habría tenido más éxito antes del lanzamiento. Esto hizo que la película pasara desapercibida cuando se estrenó en 1987.

La película tiene un gran seguimiento en redes sociales hoy en día, y esto nos muestra lo arraigadas que están sus citas en la cultura popular. Nos cuentas con cuanta frecuencia os piden tanto a ti como a tus colegas que repitáis frases de la película, ¿alguna vez te han pedido que repitas una frase que no sea la de «como desees»?

Casi siempre es esa. En alguna ocasión… ¿Qué otras frases me piden? «Arrojad vuestra espada», sobre todo niños que están en la sección equivocada de las tiendas de juguetes [risas], pero son casi siempre esas tres palabras. Es genial; tuve suerte. No me gritan una palabra como a Wallace Shawn en el ascensor o como a Billy Crystal que le piden la de «con la excepción de un bocadillo de cordero, lechuga y tomate» cuando entra en una tienda delicatessen.

Es increíble lo extensa que es la red de seguidores de la película. Fui a una proyección al aire libre el año pasado y había niños que la estaban viendo por primera vez y estaban embelesados mientras sus padres citaban los diálogos y los animaban.

¡Es genial!

¿Por qué crees que la película sigue atrayendo a públicos de generación en generación?

Creo que se trata de una película que no ofende ni resulta prepotente. Es divertida, es una película familiar, como dices, que toda la familia puede ver junta. Todo el mundo puede disfrutar de ella a su propio nivel y, a veces, a varios niveles, y eso es muy tierno. Es dulce y divertida. Bueno…, si supiera la respuesta exacta al porqué del éxito de la película, estaría rodando más como esta. Es una de esas cosas extraordinarias que no puedes explicar. Como dice Bill Goldman en su libro Las aventuras de un guionista en Hollywood, nadie sabe realmente qué hace triunfar a una película, porque si se supiera, estarían haciéndolas sin parar.

Para terminar, tu libro acaba con una discusión sobre las formas en que todavía cautiva a la gente después de tantos años. Soy uno de esos seguidores que la ha visto más veces de las que me gustaría reconocer y cada vez descubro algo diferente. Por eso me pregunto, al verla tantos años después, ¿hay algo que quitarías de la película?

Me siento muy afortunado, como ya he dicho, de haber formado parte de aquel tsunami de talento que me rodeaba. Me siento bendecido por haber podido participar en ello, de verdad. Como actor, es un gran honor que tu trabajo perdure, y este lo ha hecho.

Entrevista a Cary Elwes, sobre su libro Como desees
Ampliar
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios