www.economiadehoy.es

Los abogados laboralistas: su misión actual

Los abogados laboralistas: su misión actual
Ampliar
viernes 12 de marzo de 2021, 13:05h
Las relaciones existentes en una organización son muy diversas, y cada una de ellas puede tener a su vez características muy específicas: altos directivos, relaciones de autoempleo, agentes comerciales, empleados ordinarios que a su vez pueden ser temporales o a tiempo parcial; y/o trabajar en el lugar de contratación o en el extranjero. id:69360
Las combinaciones son múltiples. Esta diversidad, junto con los diferentes tipos de organizaciones que existen, aporta una gran complejidad a las relaciones laborales. Un abogado laboral ayuda a gestionar las diferentes normativas locales y las cuestiones transfronterizas relacionadas con la organización del trabajo y la gestión de personas en la empresa. En concreto, los abogados laboralistas pueden ayudar a identificar y prevenir los riesgos antes de que aparezcan, así como a descubrir oportunidades para que las estrategias con impacto en el empleo o los empleados sean más flexibles y competitivos. Todo ello en un entorno en el que se considera que el empleado tiene una posición subordinada, y por tanto desigual, respecto al empresario.

El derecho laboral se centra principalmente en el derecho del trabajo, pero también aborda aspectos básicos de la seguridad social, el derecho de la inmigración, el derecho de la prevención de riesgos, el compliance y el derecho de la diversidad, todos ellos estrechamente relacionados. Hay que analizar los diferentes problemas que estos aportan a las relaciones laborales, por lo que hay que diseñar y ejecutar una estrategia legal para la toma de decisiones por parte de Recursos Humanos, teniendo en cuenta la variada y cambiante jurisprudencia.

Los abogados de esta área deben tener experiencia y estar especializados en todas estas áreas de interés, pero al mismo tiempo pueden tener la capacidad de transmitir estas problemáticas como soluciones estratégicas normales. Los abogados laboralistas deben tener la capacidad de negociar, ser excelentes litigantes y tener relación con las administraciones y los sindicatos. Estos son los fundamentos de la profesión, y deben saber ajustarse a las circunstancias especiales de cada caso y cada situación.

Los abogados laboralistas prestan sus servicios a particulares y empresas que requieren asesoramiento en materia de relaciones laborales, rescisiones individuales y colectivas (incluidas las rescisiones en las que pueden mezclarse elementos mercantiles), implementación de planes de reestructuración y diseño y negociación de convenios colectivos, diseño de acuerdos de no competencia y otros acuerdos típicos, cuestiones de derecho laboral en relación con procedimientos de due diligence y asuntos de auditoría, planes de retribución variable, planes de opciones sobre acciones, códigos de conducta (participación en el proceso de diseño e implementación de diversas políticas internas de Recursos Humanos), y análisis de aspectos legales del empleo en relación con las redes sociales. Todo ello teniendo en cuenta las leyes locales específicas pero siempre teniendo en cuenta las prácticas globales.

Los abogados laboralistas pueden asesorar tanto a los empleados como a los empresarios sobre las leyes laborales nacionales y autonómicas que se han infringido. Los abogados laborales se aseguran de que todos los empleados sean tratados de manera justa y coherente, y de que los empleadores cumplan con todas las leyes en el lugar de trabajo.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios