www.economiadehoy.es
Sareb ha aportado 27.300 millones al PIB en sus seis años de vida
Ampliar

Sareb ha aportado 27.300 millones al PIB en sus seis años de vida

Según el ‘Informe de Impacto Socioeconómico (2013-2018)’ elaborado por EY

viernes 29 de marzo de 2019, 10:01h
La gestión de los inmuebles de la compañía, distribuidos por todo el territorio nacional, ha supuesto la inyección de 2.350 millones en las economías locales. id:43689
Sareb ha aportado 27.300 millones al PIB en sus seis años de vida
Ampliar
Sareb - la compañía creada en 2012 para gestionar y vender la cartera inmobiliaria de la banca que recibió ayudas públicas- ha aportado a la riqueza nacional en sus seis primeros años de actividad un total acumulado de 27.329 millones de euros. Esta cantidad equivale al 0,41% del PIB acumulado para ese periodo, según estimaciones recogidas en el ‘Informe de Impacto Socioeconómico de Sareb (2013-2018)’ elaborado por EY.

La Sociedad de Gestión de Activos Procedentes de la Reestructuración Bancaria (Sareb) recibió en 2012 el mandato de liquidar una cartera de 50.781 millones de euros formada por préstamos al promotor y por inmuebles adquirida a nueve bancos. Al cierre de sus seis primeros años de vida, la compañía ha reducido su cartera en 16.541 millones de euros, el 32,6 %, y ha contribuido a sanear el sector financiero y dinamizar el mercado inmobiliario. La desinversión de su cartera de activos, tanto financieros como inmobiliarios, es un indicador de su impacto a nivel económico, dado que permite a ambos sectores, con un peso de 16% de la economía española, reactivarse y desarrollarse.

Según el informe de EY, Sareb ha contribuido a la riqueza nacional de manera directa, indirecta e inducida con 6.399 millones de euros. A ello se suman los 15.020 millones de euros de deuda amortizada a cierre de 2018, el 29,5% del total. Hasta ahora, la compañía ha cumplido con el pago de esta deuda avalada por el Estado y sus intereses.

La aportación total al PIB entre 2013 y 2018 también incluye los 4.842 millones de euros que la compañía ha pagado en concepto de intereses asociados a la deuda emitida. Una buena parte, 2.785 millones de euros, ha ido a parar directamente a las nueve entidades financieras que recibieron ayuda pública y vendieron sus activos a Sareb.

La contribución de Sareb a la economía se completa con 1.068 millones de euros en impuestos que la compañía ha ingresado en las arcas públicas, y que le convierten en uno de los mayores contribuyentes por patrimonio inmobiliario. El grueso del importe dedicado al pago de tributos se correspondió con IVA no deducible (49,1%) y el Impuesto de Bienes Inmuebles (IBI) y otros tributos (43,6%), mientras que el resto se destinó a retenciones por IRPF (4,7%) y a cotizaciones a la Seguridad Social (2,6%).

Dinamización de las economías locales

La actividad de gestión de activos inmobiliarios de Sareb ha generado un impacto directo en las regiones en las que se distribuye su cartera de inmuebles. Así, el pago de comunidades de vecinos y del Impuesto de Bienes e Inmuebles, además de los costes de mantenimiento y el pago a los servicers (Haya, Solvia, Altamira y Sevihabitat) que realizan la gestión de manera local, ha supuesto, en su conjunto, una contribución de 2.350 millones de euros desde el año 2013.

Cabe destacar que en Cataluña, donde Sareb posee un gran parque de inmuebles, la compañía ha tenido un impacto de más de 468,8 millones de euros desde su creación. También son representativas las cifras de la Comunidad Valenciana (386,6), Comunidad de Madrid (284,4) y Andalucía (278,9).

Adicionalmente, Sareb también ha contribuido a dinamizar las economías locales con la inversión hasta el momento de 133 millones de euros en la construcción de viviendas en sus suelos y la terminación de obras que recibió sin finalizar. La Comunidad Valenciana lidera la inversión desembolsada (32, 5 millones de euros), seguida de la Comunidad de Madrid (32), Cataluña (26,6) y Andalucía (22,8).

En el marco de su actividad, Sareb ha reducido su número de deudores en un 23,6%, hasta los 4.106, y vendido más de 89.500 inmuebles. En sus seis años de vida ha fomentado el alquiler como vía alternativa de desinversión y en la actualidad mantiene arrendados más de 7.500 inmuebles residenciales y unos 1.000 activos terciarios.

Empleo y vivienda social

Con el desarrollo de su actividad, Sareb ha favorecido la generación de 40.760 puestos de trabajo de forma directa, indirecta e inducida. Esta cifra comprende, entre otras cuestiones, el impacto de los contratos de compra de bienes y servicios que Sareb realiza a sus diferentes proveedores.

Además, en paralelo al desarrollo de su misión desinversora, Sareb ha mostrado su compromiso y contribución para paliar el problema de la vivienda social en España. Desde su nacimiento, la compañía ha firmado convenios de colaboración de cesión de vivienda social con 10 comunidades autónomas y siete ayuntamientos, con los que ya se han comprometido 2.367 viviendas, de las que ya pueden beneficiarse 5.893 personas.

Sareb avanza en su mandato, con una reducción de su cartera de préstamos del 44%

La compañía vendió el año pasado 21.152 inmuebles, la cifra más alta de su historia, y logró unos ingresos totales de 3.650 M€.

La Sociedad de Gestión de Activos Procedentes de la Reestructuración Bancaria (Sareb) redujo un 44% la cartera de préstamos recibida de las entidades financieras en crisis en los seis años transcurridos desde que las autoridades económicas le atribuyeron el mandato de desinvertir activos por un importe inicial de 50.781 millones de euros.

La compañía ha centrado su estrategia para los próximos años en la promoción inmobiliaria y en la aceleración del proceso de conversión de su cartera de préstamos dañados en inmuebles a través de daciones y ejecuciones. Sólo en 2018 se convirtieron 1.400 millones de euros de préstamos al promotor en inmuebles y se prevé alcanzar los 3.800 millones en 2020.

Al cierre de 2018, la compañía generó ingresos totales de 3.650 millones de euros, un 5% menos respecto a 2017, en un ejercicio marcado por la dispar evolución de las dos partes de la cartera, la gestión y desinversión de préstamos dañados y la venta de inmuebles.

En este sentido, Sareb alcanzó durante 2018 su cifra récord de venta de inmuebles, concretamente 21.152 unidades, un 12% más que el año anterior, e ingresó por esta actividad -y la gestión de inmuebles- un 19% más, hasta superar los 1.400 millones de euros. Casi dos tercios de estas ventas, un 63%, proceden de la venta directa de viviendas, anejos, suelo e inmuebles terciarios. El grueso de las mismas se concentró en cuatro comunidades autónomas: Cataluña (18,6%), Comunidad Valenciana (17,3%), Andalucía (11,4%) y Madrid (10,3%).

El resto, 7.823 unidades fueron vendidas en el marco de los Planes de Dinamización de Ventas (PDV) que Sareb ha diseñado para ayudar a vender sus promociones a aquellos promotores inmobiliarios que tienen deudas con la compañía. De esta forma, los deudores obtienen liquidez para hacer frente a los compromisos de pago de sus préstamos con Sareb.

Una parte del crecimiento de las ventas de inmuebles registrado en 2018 cabe atribuirlo al dinamismo comercial mostrado por la entidad en el mercado minorista, donde desarrolló diferentes planes específicos de comercialización en provincias en las que Sareb mantiene parte de su cartera de inmuebles y que tradicionalmente han venido registrando menores niveles de actividad. Estos planes permitieron elevar un 68% las ventas en zonas como Castellón, Murcia o Tarragona.

Esta evolución contrasta con la parte de la cartera que está representada por préstamos inmobiliarios a los promotores, que sufrió un descenso de ingresos del 16%, hasta situarse en los 2.208 millones de euros. Esta actividad se vio fuertemente afectada por las grandes operaciones que se han realizado en el mercado institucional y la elevada competencia, con unos altos niveles de descuento, a los que Sareb ha preferido no transaccionar. A este respecto, se ha apostado por transformar estos préstamos en inmuebles para preservar su valor económico.

Para el presidente de Sareb, Jaime Echegoyen, “2018 fue un ejercicio de gran exigencia por la fuerte concurrencia que se ha registrado en el mercado mayorista no solo en términos de volumen sino de precio, con unos niveles de descuento que la compañía no puede ni debe asumir”.

En los próximos años vamos a seguir priorizando la conversión de préstamos en inmuebles, unos activos mucho más líquidos, más fáciles de vender y que nos permitirán beneficiarnos de la consolidación del ciclo inmobiliario”, añadió.

Esta operativa en el mercado de préstamos condicionó en 2018 no solo la caída de ingresos provenientes de la gestión y venta de préstamos sino también el resultado mismo del ejercicio, que fue negativo en 878 millones de euros, un 55% más respecto a 2017.

Durante 2018, Sareb soportó unos gastos operativos de 697 millones de euros, un 2% superiores al año anterior, asociados en su mayoría a la gestión y comercialización de activos (204 millones), el pago de tributos (217 millones) y costes de comunidades y mantenimiento (135 millones). Los gastos financieros en el año ascendieron a 658 millones de euros.

Balance 6 años

En los seis años transcurridos desde su creación, Sareb ha reducido su cartera global de activos financieros e inmobiliarios en 16.541 millones de euros, un tercio de los 50.781 millones que asumió en 2012 y 2013, como parte de la operación de reestructuración del sistema financiero. En dicho período, Sareb ha vendido 85.500 inmuebles y ha aprobado la construcción de un total de 6.950 viviendas nuevas, mediante la finalización de proyectos que recibió sin terminar o a través de nuevos desarrollos inmobiliarios en zonas donde la oferta es limitada.

Los ingresos generados por estas desinversiones y por la gestión y venta de la cartera de préstamos le han permitido repagar un 30% de la deuda que emitió para adquirir los activos dañados a los bancos en crisis. Concretamente, la compañía ha amortizado 15.020 millones de euros de la deuda que cuenta con el aval del Estado español. Solo en 2018, Sareb canceló algo más de 2.100 millones de euros de dicha deuda.

Proyectos de futuro

La compañía prevé durante 2019 avanzar en dos de sus importantes proyectos, la venta de Témpore Properties, la socimi que promovió para canalizar el alquiler de vivienda residencial nueva y la creación de una alianza para la promoción inmobiliaria, a la que destinará activos por importe próximo a 800 millones de euros.

Nuevos consejeros

Por otra parte, el Consejo de Administración de Sareb ha acordado proponer el nombramiento de Carmen Motellón e Idoya Arteagabeitia como nuevas consejeras independientes de la compañía, en sustitución de Isidoro Lora-Tamayo y José Poveda Díaz, que han concluido sus cinco años de mandato.

Adicionalmente Antonio Cayuela Gil, consejero dominical en representación de Caixabank, será sustituido por Joaquin Vilar Barrabeig. Estos nombramientos serán efectivos tras la aprobación de la próxima junta de accionistas, que se celebrará a finales de abril.

Carmen Motellón es ingeniera de Caminos, Canales y Puertos por la Universidad Politécnica de Madrid, MBA por el Instituto de Empresa y administradora civil del Estado. Ha desempeñado, entre otros, los puestos de asesora coordinadora en materia de avales de vicepresidencia y ministro de economía, de subdirectora general de cobros y pagos del Estado de la Dirección del Tesoro, así como consejera de la Fábrica Nacional de Moneda y Timbre y de Minas de Almadén y Arrayanes. Actualmente es consejera de Cecabank.

Idoya Arteagabeitia es Abogado del Estado, actualmente en excedencia. En su última etapa profesional, ha sido socia de dos despachos de abogados, y con anterioridad ocupó el cargo de Directora de Asesoría Jurídica del Instituto de Crédito Oficial (ICO) y de la Secretaría del Consejo General de este organismo. Dispone de una amplia trayectoria profesional en el ámbito internacional a través de la Agencia Española de Cooperación Internacional para el Desarrollo (AECID), donde ha ejercido como directora de la Asesoría Jurídica y ha coordinado varios proyectos en el exterior. Actualmente Socia responsable del departamento de derecho financiero de un despacho internacional.

Joaquín Vilar Barrabeig, por su parte, es licenciado en Ciencias Empresariales y Máster en Administración y Dirección de Empresas por ESADE. Inició su carrera profesional en 1985 en Arthur Andersen como asesor/auditor de entidades financieras. En 1996 se incorporó a “la Caixa”/CaixaBank, de la que ha formado parte del Comité de Dirección entre 2004 y 2018. Ha desempeñado responsabilidades directivas en los ámbitos de control de gestión y financiero, y desde 2011 como Director General Adjunto de Auditoría Interna. En la actualidad ejerce funciones de asesoramiento a la alta dirección de CaixaBank

Jaime Echegoyen ha agradecido a Isidoro Lora-Tamayo, José Poveda Díaz y a Antonio Cayuela Gil su aportación a Sareb, al considerar que “su profesionalidad y su dedicación han sido fundamentales en el buen hacer de la compañía desde el comienzo de un mandato tan singular y exigente”.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de Economía de Hoy

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.