www.economiadehoy.es

Historias de superación

Víctor Pérez, operario en una fundición: “Es milagroso que, tras perder los dedos de mi mano, hoy pueda seguir trabajando”

Víctor Pérez, operario en una fundición.
Ampliar
Víctor Pérez, operario en una fundición.
martes 02 de junio de 2020, 09:06h
Mutua Montañesa ha lanzado su segundo vídeo de las píldoras que, con el título Historias de superación, muestra diferentes testimonios de pacientes tratados por la mutua y cómo le han ayudado a reincorporarse al trabajo en las mejores condiciones. id:59200
Mutua Montañesa, mutua colaboradora con la Seguridad Social número 7 y con más de un siglo de vida dedicado a la gestión de la salud laboral de sus empresas y trabajadores protegidos, ha lanzado su segundo vídeo testimonial de la serie Historias de Superación en los que quiere dar voz a distintos pacientes a los que ha atendido y cómo han conseguido, con trabajo y empeño, recuperarlos al 100% para reincorporarse a sus puestos laborales y a su vida diaria, una vez recuperados de sus lesiones y dolencias.

El caso de Víctor Pérez es muy particular. Operario en una fundición, un inesperado accidente le seccionó los dedos de una mano. Enseguida fue llevado al Hospital Mutua Montañesa, donde fue tratado por el equipo médico del doctor Francisco del Piñal Matorras, considerado uno de los mejores cirujanos de mano del mundo. Sus aportaciones en campos como la trasferencia microquirúrgica de dedos de pie a mano son avaladas y aplicadas a escala internacional. Y eso fue lo que le realizaron: insertarle los dedos del pie en la mano, para poder recuperar lo perdido.

“La recuperación fue muy bien. Me atendieron de forma muy profesional y con gran atención, que es algo que agradezco mucho. Hoy, casi tres años después, puedo realizar una vida más o menos normal. Quizá con algo menos de fuerza en las manos, pero es normal después de lo que he pasado”.

Víctor cambió de empresa, y considera “milagroso” el de que esté trabajando en el mismo puesto de trabajo en el que sufrió el accidente. Accidente que, obviamente, le dejó alguna secuela psicológica. “Soy muy protector, quizá demasiado, con mi hijo. Pero los especialistas consideran que es algo normal después de por lo que he pasado”. Y físicamente, está muy contento con el resultado y su vida actual. “La gente se asombra con el resultado y de cómo el doctor Del Piñal y su equipo consiguieron llevarlo a cabo”.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios