www.economiadehoy.es

La volatibilidad vuelve con fuerza ante la agresividad de la Fed

La volatibilidad vuelve con fuerza ante la agresividad de la Fed
Ampliar

Análisis Semanal del Mercado de Divisas de Ebury

lunes 09 de mayo de 2022, 11:46h
Los tipos de interés están subiendo con fuerza y rapidez en todas partes, y a los mercados les resulta cada vez más difícil ignorar las consecuencias. Las acciones protagonizaron un repunte tras la subida de 50 puntos básicos de la Reserva Federal, pero el alivio duró poco y al día siguiente retomaron su tendencia a la baja, cerrando la semana en los niveles más bajos desde finales de 2020. id:83737

Los grandes beneficiarios de la huida hacia la seguridad fueron el dólar y, de forma menos previsible, el euro, que se benefició de la sensación de que la ignorancia de la realidad de la inflación por parte del BCE está llegando finalmente a su fin.

Esta semana la atención se centrará en los datos de inflación de abril de Estados Unidos. Cualquier señal de que las presiones inflacionistas están tocando techo podría provocar una fuerte bajada del dólar y de los tipos de interés, que llevan un tiempo subiendo a la par. El euro podría recibir apoyo adicional de los comentarios de los miembros del BCE, que están empezando a percibir lo atrasados que están con respecto a la curva de inflación.

EUR
La semana pasada, el euro se desmarcó de la tendencia general de las divisas y consiguió registrar algunas ganancias frente al dólar estadounidense. Sin duda, las declaraciones hawkish de varios miembros del BCE que sugieren que una subida de tipos en julio es un hecho y que no se puede descartar una subida en junio ayudó, al igual que el posicionamiento del mercado, cada vez más tenso, donde el euro ha llegado a ser visto como una apuesta de un solo sentido.
Se espera que más miembros del BCE, incluida la presidenta Lagarde el miércoles, refuercen esta narrativa y ayuden potencialmente a la estabilización del euro.

USD
La reunión de la Reserva Federal del miércoles proporcionó un alivio muy efímero a los mercados cuando el presidente Powell pareció descartar subidas de 75 puntos básicos por el momento. Sin embargo, los activos de riesgo y los bonos del Tesoro de EE.UU. invirtieron su curso rápidamente y reanudaron su fuerte venta al día siguiente, y las acciones tecnológicas y los favoritos especulativos en general cayeron durante el resto de la semana.

El informe de nóminas del viernes transmitió el mismo mensaje de los últimos meses: EE.UU. está en pleno empleo o por encima de él, la ampliación de la mano de obra no supondrá ninguna ayuda adicional y la subida de los salarios sigue siendo inferior a la subida de los precios. Esto último podría ser una especie de resquicio de esperanza para la Reserva Federal, y si vemos algún signo de que las presiones de los precios están alcanzando su punto máximo en el informe del IPC del miércoles, tal y como esperan los mercados, los mercados del Tesoro podrían ver algo de alivio y el implacable repunte del dólar podría tambalearse.

GBP
El Banco de Inglaterra volvió a dar otra sorpresa negativa para la libra esterlina. La semana pasada subieron los tipos de interés tal y como se esperaba, pero combinaron la subida con un mensaje particularmente pesimista de que el Reino Unido se enfrenta a la estanflación, y que la inflación seguirá aumentando al tiempo que la economía entra en recesión más adelante este año.

La libra cayó con fuerza y terminó la semana como la moneda con peor comportamiento entre las principales divisas, lo que contrasta con la estabilidad del euro. Creemos que el mensaje fue excesivamente negativo, y los datos del PIB de esta semana deberían seguir siendo bastante positivos y proporcionar apoyo a una divisa que se ha convertido en la más barata entre las del G10, con la posible excepción del yen japonés.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+
0 comentarios