www.economiadehoy.es
Juan Ramón Casanovas, Bank Degroof Petercam Spain.
Ampliar
Juan Ramón Casanovas, Bank Degroof Petercam Spain.

“El BCE debería transmitir al mercado que actúa de forma coordinada con la Comisión Europea”

OPINIÓN: Por Juan Ramón Casanovas, Head of Private Portfolio Management, Bank Degroof Petercam Spain

jueves 04 de junio de 2020, 13:20h
De nuevo este jueves vuelve a celebrarse reunión del BCE presidida por Christine Lagarde. Una vez más el mercado estará muy atento a los diferentes anuncios que se produzcan en la rueda de prensa posterior. id:59294
En esta ocasión, el Banco Central Europeo debería ser capaz de transmitir al mercado una actuación conjunta y coordinada con la Comisión Europea, ya que de ello se desprenderá que cualquier medida adoptada tendrá un impacto mucho más significativo sobre la economía que si cada organismo actúa en solitario.

La medida quizás más esperada por el mercado es el anuncio por parte del BCE de la ampliación en tiempo y en tamaño del PEPP, el programa de compra de deuda de emergencia por la pandemia. De seguir el ritmo de compras como hasta este momento, en septiembre podrían agotarse los 750.000 millones anunciados en marzo. Los inversores descuentan que dotará con 500.000 millones más el programa y que lo extenderá hasta probablemente septiembre del 2021.

El incremento en cuantía y en tiempo del PEPP ayudará a reforzar el sentimiento de mejora y cohesión que tanto necesita la Eurozona y será de gran utilidad para afianzar la frágil recuperación económica.

Lagarde deberá hacer una mención especial al trato diferencial que están recibiendo Italia y España en el PEPP, por ser los países más afectados por la pandemia. A cierre de mayo el programa había comprado 234.665 millones de los 750.000 millones, lo que representa aproximadamente un 30%. De este total de compras, se destinaron a Italia algo más de 37.000 millones y a España prácticamente 22.500. Debemos recordar que el reparto de las compras se hace según lo que cada país aporta al BCE, que lo determina el PIB y la población de cada Estado miembro. El PEPP goza por su definición de una flexibilidad mucho mayor, lo que le confiere la posibilidad de enfocar sus esfuerzos en los países que más lo necesitan. Gracias a esta mayor flexibilidad ha podido comprar más deuda italiana y española de lo que le correspondía.

Estas compras de Italia y España han contribuido en gran medida a la relajación de las primas de riesgo de estos dos países frente a Alemania. El bono italiano a 10 años llegó a alcanzar el nivel de 2,42% con un diferencial superior a los 300 puntos básicos, mientras que hoy está en 1,52% con una prima de 191. España tocó el 1,21% con una diferencial de prácticamente 200 puntos básicos y hoy cotiza en 0,57% con una prima de riesgo por debajo de los 100.

Otra de las medidas que podría anunciar el BCE es un incremento del peso de activos de deuda supranacional, que actualmente está en el 10%. De producirse este anuncio, ayudaría a absorber parte de la futura emisión de deuda vinculada al Fondo de Recuperación, lo que de alguna forma podría relajar el posicionamiento de países como Holanda y Austria.

La inclusión de deuda de baja calidad como garantía anunciada ya anteriormente es otro de los retos a los que se enfrenta el BCE. Incluir emisiones que han pasado de ser grado de inversión a ser bonos de baja calidad conocidos como “falling angels”, como colateral en las operaciones que la banca mantiene con el organismo monetario ha beneficiado a todos los emisores de deuda de baja calidad. Es una medida poco ortodoxa, pero que ayuda a evitar otros episodios de estrangulamiento del crédito como los que vivimos durante el mes de marzo.

El BCE está actuando contundentemente y de forma correcta. No le tiembla el pulso y está haciendo todo lo que está en su mano para mitigar los efectos de la pandemia en los mercados y en la economía. Por todo ello, gracias.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios