www.economiadehoy.es

Análisis de mercado y principales temáticas de inversión

Las posibilidades de un gran cambio en el mercado están aumentando

Las posibilidades de un gran cambio en el mercado están aumentando

Análisis de mercado y principales temáticas de inversión de Edmond de Rothschild AM

martes 17 de noviembre de 2020, 11:44h
Todavía hay mucha incertidumbre sobre la política de EE.UU., así como las posibilidades de una vacuna en las proximas semanas- pero podríamos estar a punto de despejar dos obstáculos. id:65187
Sin embargo, hay que tener en cuenta que ni Donald Trump ni la mayoría del partido republicano ha reconocido aún la victoria a Joe Biden. No podemos descartar más ordenes que impugnen el resultado, incluso si parece que sólo tienen una pequeña posibilidad de tener éxito. Y lo que es más importante, la mayoría del Senado sólo será declarada en enero después de dos votaciones en Georgia.

Siempre hemos pensado que en el entorno incierto como el actual habría sido mejor para la administración tener una mayoría en el Congreso dando el margen de maniobra fiscal para hacer frente a cualquier nueva crisis económica. Sin embargo, los mercados parecen satisfechos con las perspectivas de que los republicanos retengan el control del Senado. Cualquier plan de estímulo puede ser menos ambicioso, pero los recortes de impuestos de Donald Trump estarían prácticamente asegurados. Mitch McConnell, líder de la mayoría del Senado, ha dicho ahora que el Senado dará prioridad al trabajo en un plan de estímulo, sugiriendo que el reciente estancamiento se debe a la proximidad de las elecciones. La determinación de la actual mayoría del Senado tendrá un impacto mucho mayor en segmentos como en el de las acciones tecnológicas GAFA, las finanzas y la energía, que en el S&P 500 en su conjunto. También esperamos que tenga un impacto moderado en las rentabilidades de los bonos del Tesoro a largo plazo, ya que una mayoría absoluta de los demócratas habría significado un mayor paquete de estímulo, un aumento pronunciado del salario mínimo y, por lo tanto, una mayor presión en los mercados de bonos. Todavía estamos luchando con niveles récord de incógnitas, pero la mayor parte de las incertidumbres ya han pasado.

El anuncio de Pfizer de una tasa de éxito del 90% para su vacuna en los ensayos de fase III es una excelente noticia. La vacuna debería recibir la aprobación de la FDA a finales de noviembre, pero todavía hay preguntas clave sin respuesta: podrían aparecer efectos secundarios o el almacenamiento que es complejo ya que la vacuna tiene que estar a temperaturas ultrabajas. Tampoco está claro con qué facilidad las poblaciones aceptarán una nueva vacuna ni cuánto tiempo durará la inmunidad. Por lo tanto, sería prematuro llegar a conclusiones sobre la capacidad de la vacuna para cambiar la trayectoria de la pandemia. Dicho esto, el movimiento de Pfizer podría hacer que otras compañías farmacéuticas sigan el ejemplo con sus propias vacunas, causando potencialmente un cambio a un escenario más optimista. Podríamos estar entrando en una fase, a partir de la segunda mitad de 2021, en la que la epidemia podría ser más fácil de controlar. Los principales países desarrollados están ahora sentados sobre una montaña de ahorros, algunos de ellos forzados, por lo que un fuerte repunte de la demanda es ahora una posibilidad real. En medio de la persistencia de políticas fiscales expansionistas y posturas monetarias acomodaticias, los inversores están adoptando cada vez más la idea de un "escenario perfecto", especialmente porque podríamos estar viendo un nuevo paquete de estímulos en Estados Unidos.

La magnitud del reciente rally puede ser sorprendente ya que el riesgo político de EE.UU. y las incertidumbres de la vacuna no han desaparecido. Sin embargo, debemos tener en cuenta que la incertidumbre electoral y el rápido rebrote de los casos de Covid en Europa y EE.UU. han dejado a los inversores un poco por debajo de la ponderación de las acciones. Sin duda, muchos tuvieron que reajustar rápidamente sus carteras, lo que provocó un repunte de los índices. ¿Qué queda después? Un nuevo paquete de estímulo está tomando forma en los EE.UU. Sería aún más grande si los demócratas ganaran una mayoría en el Senado en enero. Asimismo, una vacuna que permita cierto control sobre la trayectoria de la pandemia levantaría las economías. Estas esperanzas están, por supuesto, en fuerte contraste con la situación actual. Las economías están a punto de desplomarse en el trimestre actual debido a los cierres europeos y la rápida propagación de nuevos casos de la Covid-19 en Estados Unidos. En otras palabras, la volatilidad podría resurgir a corto plazo a medida que el péndulo de percepción oscile entre una economía en declive y el aumento de esperanzas de obtener una vacuna efectiva.

En este contexto, hemos aumentado la exposición a la renta variable europea y también a las inversiones nacionales y cíclicas de EE.UU. que todavía son criticadas por los inversores. Estas acciones se beneficiarán plenamente de una vacuna y de los paquetes de estímulo. Dada la posibilidad de un cambio de juego en 2021, creemos que es importante tener carteras que estén bien equilibradas tanto en términos sectoriales como factoriales. Por ello, nuestra asignación está ahora más ponderada hacia los cíclicos. Nadie sabe si la vacuna de Pfizer controlará la epidemia, pero estamos entrando en un período en el que otras compañías farmacéuticas ofrecerán sus propias soluciones y mantendrán vivas las esperanzas. Las carteras internacionales suelen tener un peso inferior al de las acciones cíclicas, de valor y domésticas, por lo que su reposicionamiento podría desencadenar grandes fluctuaciones de precios.

Por otro lado, hemos reducido una vez más la exposición a los bonos del Tesoro estadounidense donde el riesgo ahora parece asimétrico.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios