www.economiadehoy.es

¿Qué aporta el oro a un sistema que fomenta el fin del dinero en efectivo?

¿Qué aporta el oro a un sistema que fomenta el fin del dinero en efectivo?
Ampliar
martes 17 de noviembre de 2020, 11:52h
Degussa enumera cinco razones que hacen del oro físico una inversión recomendable en un mundo dominado por las transacciones digitales y en el que cada vez se usan menos los billetes y las monedas. id:65188
Degussa, la compañía de referencia en Europa en el comercio de oro físico de inversión, enumera cinco razones que convierten a este metal precioso en una apuesta recomendable en momentos en los que está disminuyendo el uso del dinero físico en favor de las transacciones virtuales:
  • Depósito de valor. Tomás Epeldegui, director de Degussa en España, considera que el cada vez menor uso del dinero en efectivo se traduce en un refuerzo del metal precioso como depósito de valor tangible. “La realidad es que cada vez son menos las personas, y especialmente los jóvenes, que utilizan el efectivo en su vida diaria y esta tendencia, que se está produciendo desde hace años, se ha incrementado a causa de la pandemia provocada por el coronavirus. Incluso ya hay países, como Suecia, por poner un ejemplo europeo, donde los pagos en efectivo son casi residuales. Cuando hoy en día todo son meros asientos contables, el adquirir un lingote o una moneda nos da la seguridad de poseer algo físico cuyo valor se mantiene con el transcurso del tiempo y no depende de las oscilaciones de las políticas de gobiernos y bancos centrales”.
  • Protección frente a la inflación. El temor de los inversores a una época inflacionaria próxima como consecuencia de las medidas que están tomando los gobiernos y bancos centrales ha incrementado la demanda del metal ante la búsqueda de protección del poder adquisitivo. El oro mantiene su valor en el tiempo frente a la degradación constante de las monedas y, como consecuencia, incrementa su precio. “El oro ha sido tradicionalmente una herramienta de cobertura y protección contra la inflación”, apunta Epeldegui. A lo que Thorsten Polleit, economista jefe de Degussa, añade que “el poder adquisitivo del oro no puede ser degradado por los bancos centrales imprimiendo cada vez mayores cantidades de moneda y, a diferencia de los depósitos bancarios, el oro no conlleva un riesgo de incumplimiento de pago”.
  • Fiscalidad. Otra razón de peso para cualquier inversor a la hora de decidirse por un producto u otro son los impuestos que tendrá que pagar por ellos al Estado. A favor del oro físico (lingotes y monedas) se encuentra el hecho de que en la Unión Europea goza de una fiscalidad especial, que exime a los inversores del pago del IVA cuando adquieren piezas de 2 gramos o más, “lo que implica que, prácticamente, todo el dinero que se aporta se traduce en oro”, subraya Epeldegui. En el IRPF la venta tributa por la diferencia entre el precio de compra y de venta como incremento o disminución patrimonial en la base del ahorro. En el caso de residir en una comunidad en la que haya que hacer declaración del Patrimonio, se declara igual que el resto de nuestros bienes e inversiones.
  • Liquidez inmediata en cualquier parte del mundo. A pesar de que en los países más desarrollados del planeta el fin del trayecto del dinero en efectivo está cada vez más cerca, hay que reconocer que en otros lugares falta mucho camino por recorrer todavía. El oro funcionó como moneda durante miles de años -“ha sido la moneda universal por excelencia”, señala Epeldegui- y hoy en día es fácilmente convertible en efectivo o en divisa en cualquier parte del mundo, incluso en los lugares más remotos en los que no exista la posibilidad de pagos digitales por ausencia de medios tecnológicos.
  • Elemento diversificador del patrimonio. Por todas las razones anteriores, se puede destacar que el oro físico es un elemento diversificador indispensable en cualquier patrimonio. “Hay que recordar que, en tiempos de incertidumbre, disponer de una parte de oro físico en el patrimonio suaviza las pérdidas que puedan provocar otras inversiones”, explica el director de Degussa, algo que en España “aún no se tiene en cuenta habitualmente”.
​Degussa es la empresa de referencia en Europa en el comercio de oro físico de inversión. Distribuye lingotes de varios pesos y tamaños, que van desde 1 gramo hasta 1 kilo, y también monedas acuñadas por bancos centrales de distintos países de entre una onza y un cuarto de onza. Al mismo tiempo, ofrece la posibilidad de recompra de los productos de inversión. Además, cuenta con la acreditación de la LBMA, la London Bullion Market Association, que es la asociación de profesionales del mercado que operan con oro y plata más importante del mundo.

En su página web, aparte de poder adquirir toda su oferta de productos (también otros metales preciosos y joyas exclusivas, entre otros artículos) durante las 24 horas del día, es posible consultar, actualizadas cada cinco minutos, las cotizaciones de referencia internacional del oro, que cotiza 24 horas al día de lunes a viernes. Dispone, asimismo, de un servicio de cajas de seguridad para guardar las monedas, lingotes o cualquier otro objeto personal de valor y permite asegurar el contenido depositado.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios