www.economiadehoy.es

La conciliación laboral y personal ya es el factor determinante para alcanzar la felicidad en el trabajo, valorada con 8,22 puntos sobre 10

Fuente: VIII Encuesta Adecco La felicidad en el trabajo.
Ampliar
Fuente: VIII Encuesta Adecco La felicidad en el trabajo.
jueves 27 de diciembre de 2018, 09:24h
En nuestro país, 3 de cada 4 trabajadores dice ser feliz en su trabajo (76,1%). Aunque elevado, este valor ha caído 5,5 puntos porcentuales en los últimos tres años y se sitúa en su proporción más baja desde que comenzó a hacerse la encuesta, en 2011.
Nuestra sociedad se encuentra inmersa en la llamada IV Revolución Industrial, un entorno en el que hombre y máquina conviven y en el que se ha generado un gran debate sobre si los robots sustituirán o no a las personas en el plano laboral y si la Inteligencia Artificial destruirá empleo o ayudará a crear nuevos puestos de trabajo.

En cambio, en medio de toda esta polémica, las políticas de las empresas, y más concretamente de los departamentos de Recursos Humanos, están centradas en atraer y captar el mejor talento posible hacia ellas, consiguiendo un grado de compromiso en las personas que las forman que vaya más allá de un contrato de trabajo. Las empresas no pierden de vista el valor de las personas y los equipos humanos y siguen apostando por ellos.

Una prueba de esto es que la felicidad de los trabajadores, el llamado salario emocional, está adquiriendo una importancia vital a la hora de captar y fidelizar el talento y es la piedra angular de cualquier política de Recursos Humanos hoy en día, especialmente en las grandes empresas.

Para profundizar en estas ideas, The Adecco Group, líder mundial en la gestión de recursos humanos, ha lanzado de nuevo su VIII Encuesta Adecco sobre Felicidad en el trabajo – realizada entre más de 3.500 trabajadores españoles[1]-, para conocer de primera mano qué importancia tiene esta filosofía y estilo de liderazgo entre el talento español.

Y a pesar de que estas políticas de felicidad laboral sigan en aumento en nuestro país, lo cierto es que disminuye el porcentaje de trabajadores que se sienten felices. Ahora dicen serlo 3 de cada 4 encuestados, 5,5 puntos porcentuales menos que hace tres años y el menor porcentaje desde que se hace la encuesta.

También ha cambiado en todos estos años el foco sobre qué necesitamos para sentirnos satisfechos en nuestra empresa y, por primera vez en todo este tiempo, disfrutar de un buen horario que permita conciliar vida personal y profesional se convierte en lo más importante para alcanzar la felicidad laboral, puntuado con 8,22 puntos sobre 10 por los españoles. Un buen ambiente de trabajo (8,21 puntos) y un buen jefe (7,98) también favorecen la felicidad de los trabajadores. Mucha fuerza ha perdido el salario en estas posiciones, aunque sigue estando presente entre las demandas de los encuestados.

Iria Vázquez-Palacios, directora de Gestión de Talento y Empleabilidad del Grupo Adecco, explica que: “la percepción de los trabajadores sobre las empresas en las que quieren desarrollarse está cambiando a un ritmo vertiginoso. Cada vez más nos fijamos en aspectos que van más allá del salario que recibimos o la reputación de la empresa que nos va a contratar. Ahora se mira si esa compañía ofrece proyectos interesantes, si uno tiene la oportunidad de desarrollar su carrera en el medio plazo y qué salario emocional ofrece: políticas de conciliación, de bienestar de los trabajadores, beneficios sociales, etc. “.

“A cambio, los trabajadores se involucran más en cada proyecto, están motivados y son más productivos alcanzando un nivel de compromiso con su empresa excelente”, concluye la directiva del Grupo Adecco.

La felicidad laboral para los españoles

De los trabajadores encuestados por el Grupo Adecco a lo largo de este 2018, 3 de cada 4 afirman ser felices en su trabajo, concretamente el 76,1% de ellos. Por lo que un 23,9% de ellos no es feliz en su puesto de trabajo.

Esta proporción ha bajado casi 5,5 puntos porcentuales en los tres últimos años y se sitúa en su momento más bajo desde que comenzó a hacerse la encuesta en el año 2011, en plena crisis económica. Y todo ello, a pesar de que las empresas apuestan con más fuerza por las políticas de felicidad laboral.

A mayor formación, mayor es el porcentaje de españoles que se sienten felices en su trabajo frente a los encuestados con niveles educativos inferiores. En cambio, los porcentajes están muy igualados entre hombres y mujeres, superando apenas por décimas el porcentaje de las mujeres felices al de los hombres. En cuanto al rango de edad, los más jóvenes y las personas que están en los últimos años de carrera profesional dicen sentirse más satisfechos con su trabajo que las franjas de edad intermedias (entre 35 y 54 años).

Pero, ¿de qué depende esta felicidad? Aislando los factores del entorno y las circunstancias personales de cada trabajador –que también tendrán su cuota de influencia-, los españoles afirman, por primera vez en las ocho ediciones que lleva realizándose la encuesta, que lo más importante para ser feliz en el trabajo es la flexibilidad horaria o un buen horario de trabajo que ayude a las personas a conciliar su vida personal con la profesional. Esta opción alcanza una puntuación de 8,22 sobre 10 tras años en los que ha ido ganando peso.

En segundo lugar, disfrutar de un buen ambiente laboral, basado en relaciones personales fluidas y compañerismo, es elegido con 8,21 puntos sobre 10 (hasta ahora lideraba la importancia de los factores).

En la tercera plaza se mantiene el contar con un buen jefe o líder para ser feliz en el trabajo (7,98 puntos); una condición que hasta hace dos años no aparecía entre los cinco primeros puestos pero que ahora cobra más importancia.

Aunque sin alcanzar la importancia que llegó a tener años atrás, en esta edición disfrutar de un buen salario recupera algunas posiciones y décimas y se sitúa cuarto con 7,94 puntos. La realización personal y poder desarrollar nuestras habilidades personales y nuestras competencias se colocan quinto y sexto en orden de importancia, con 7,87 y 7,81 puntos respectivamente.

La adecuación de la formación adquirida al puesto de trabajo, la cercanía al lugar de trabajo y el reconocimiento de colegas y superiores a la labor realizada también son importantes. En último lugar, lo menos valorado por los trabajadores españoles son los beneficios sociales que algunas empresas ofrecen (seguro médico, descuentos en actividades educativas y/o de ocio, cheques-restaurante…) aunque son considerados por encima del 7.

Fuente: VIII Encuesta Adecco La felicidad en el trabajo

En general, son las mujeres quienes más valoran cada uno de los factores, especialmente los que hacen referencia a la flexibilidad horaria y al contar con un buen jefe, donde aventajan notablemente en la puntuación a la que dan los hombres.

Analizando algo más en profundidad tres de estos factores (salario, conciliación y jefe), vemos que un 67,1% de los encuestados por Adecco opina que los trabajadores con mayor salario no son más felices solo por ello, idea que se ha incrementado en 9,7 puntos porcentuales en el último año. Es más, el 62,4% de los consultados estaría dispuesto a sacrificar salario en beneficio de felicidad laboral.

Tampoco un mayor cargo parece ser garantía de mayor satisfacción profesional, al menos así lo manifiesta el 79,6% de los españoles consultados (+5,7 p.p.).

En cuanto a la conciliación, un 86,7% de los encuestados cree que una mayor racionalización de los horarios o la posibilidad de teletrabajar en ocasiones aumentaría su felicidad laboral, porcentaje que también se incrementa en casi un punto porcentual.

Los jefes, pieza clave en la felicidad de los trabajadores

Adecco ha preguntado a los trabajadores españoles de quién creen que depende la felicidad laboral. Y para el 21,3% de ellos esta tiene que ver con la motivación que sepan transmitir los jefes a sus empleados. Otro 15% piensa que depende directamente de la empresa como organización pues es esta quién debe velar por sus trabajadores. Un 11,2% en cambio cree que la felicidad depende únicamente de la actitud que tenga el trabajador. El resto de consultados opina que lo importante es una combinación de todas las opciones.

Y ¿cómo debe ser ese jefe ideal que haga felices a los trabajadores? Para el 23,2% de los españoles un buen líder debe saber escuchar a sus equipos y tener en cuenta sus opiniones, seguido de tener empatía con sus empleados y saber ponerse en su lugar (20,3%).

A continuación, el modo en que un líder organiza sus equipos es fundamental, así como saber gestionar sus tareas y conflictos (17,4%), es decir, un buen líder debe ser un buen gestor. En cuarto lugar, los trabajadores demandan de su jefe un buen trato y una buena relación personal basada en el respeto mutuo (13,4%).

Saber motivar al equipo también es un rasgo positivo entre los jefes, así elegido por el 9,5% de los consultados, igual que ser carismático (7,6%). Valorar y reconocer el trabajo de sus subordinados se queda con el 3,5% de las respuestas y el resto destaca otros rasgos como que tengan capacidad para delegar tareas, saber recompensar el trabajo bien hecho o liderar con el ejemplo.

Mientras que los hombres, en mayor medida que las mujeres, consideran que un buen líder para poder ayudar a la felicidad de sus trabajadores debe ser un buen gestor y organizar bien el equipo y las tareas, las mujeres, sin embargo, opinan, en mayor medida que ellos, que debería tener empatía, ponerse en el lugar de los demás, saber motivar al equipo y valorar y reconocer el trabajo.

Además de las mujeres, los más jóvenes también creen que un buen líder debería saber motivar y apoyar a su equipo, en mayor proporción que el resto.

Fuente: VIII Encuesta Adecco La felicidad en el trabajo

¿Cuánta importancia tiene la felicidad laboral?

Adecco se ha cuestionado cómo valoran los trabajadores y demandantes de empleo este tipo de medidas y políticas y si de verdad tienen una importancia trascendental en su búsqueda de empleo o en su permanencia (o no) en una empresa.

Para empezar, el 57,5% de los encuestados considera que la felicidad laboral no es una moda pasajera, sino que es un aspecto de los Recursos Humanos que se ha instalado para quedarse, percepción que se incrementa 5,8 puntos porcentuales con respecto a 2017. En cambio, es cierto que 1 de cada 5 piensa que en unos años las compañías pondrán el foco en otros valores y se olvidarán de la felicidad de sus empleados (porcentaje que cae prácticamente los mismos puntos que crece la afirmación contraria). El restante 22,2% no sabe aún qué pensar.

Cuando se les pregunta en qué medida influiría a la hora de optar a un puesto de trabajo u otro que una empresa incluya políticas de felicidad profesional entre su paquete de beneficios, 9 de cada 10 españoles afirman tenerlo en cuenta, aunque en distinto grado.

Por ejemplo, para el 52,2% este es un aspecto fundamental para optar por una empresa u otra (+0,5 p.p.), aunque un 39,9% lo tendría muy en cuenta, pero no sería decisivo. Solo un 7,9% considera que no daría importancia a estas medidas para elegir una compañía en la que trabajar (esta percepción baja 2,2 p.p. interanuales).

Fuente: VIII Encuesta Adecco La felicidad en el trabajo

Sobre si las empresas están incluyendo medidas relacionadas con la felicidad laboral en sus políticas de Recursos Humanos, solo el 15,2% cree que sí lo están haciendo de manera seria (+1,6 p.p.). Otro 35,5% de los españoles piensa que se está haciendo, aunque tímidamente y la mayoría, el 49,3%, considera que las empresas aún no están llevando a cabo suficientes políticas de felicidad laboral en su organización.

Por último, dentro de este bloque, Adecco ha querido saber qué políticas son las más decisivas para influir positivamente en la felicidad laboral y para un 79,9% son las de bienestar y salud las más decisivas, seguidas de las retributivas (70,6%) y a mayor distancia, las de prevención de riesgos laborales (37,6%).

También influyen las políticas medioambientales (26,9%) y las que están vinculadas al voluntariado corporativo (20,7%).

Buscando la felicidad laboral: ¿qué profesiones tienen mayor índice de felicidad?

¿Son todos los trabajos igual de satisfactorios? A priori, la respuesta parece obvia, no todos ofrecen la misma felicidad a sus trabajadores. Pero ¿cuáles creemos que tienen un mayor índice de satisfacción laboral? Preguntados por esta cuestión, el 20,4% de los españoles considera que las personas que desempeñan profesiones con las que se sienten realizados son más felices.

A continuación, un 10,7% cree que aquellos empleos en los que se ayuda a otras personas (médicos, enfermeros, bomberos, etc.) reportan más felicidad a quienes los ejercen y un 3,9% piensa que basta con que el trabajo sea vocacional para hacerte feliz. Profesiones creativas (2,2%), artísticas (1,8%) y relacionadas con niños (1,5%) son las que pensamos que hacen más felices a sus profesionales.

Así, cuando se pregunta a los españoles si cambiarían de profesión si pudiesen echar la vista atrás, 1 de cada 3 responde que sí y se decantaría por carreras como profesor, médico, informático, artista, diseñador, funcionario o escritor.

También se les ha preguntado a los trabajadores si creen que podrían ser más felices teniendo su propio negocio y son más los que consideran que emprender o ser autónomo no les reportaría más felicidad debido a las demasiadas obligaciones y responsabilidades que esto acarrea (44,4%). Esta afirmación crece por quinto año consecutivo y en el último año lo hace en 3,9 p.p. Esta aseveración está más secundada por mujeres, personas de más edad y encuestados con niveles superiores de estudios.

Por otro lado, hay un 34,2% de españoles que sí piensa que sería más feliz abriendo su propio negocio porque esto le permitiría organizar mejor su tiempo y se dedicaría a algo que le gustase, aunque esta proporción cae 3,7 puntos porcentuales con respecto a la anterior encuesta. Los hombres y los encuestados más jóvenes son los más dispuestos a emprender en busca de esa felicidad laboral.

Fuente: VIII Encuesta Adecco La felicidad en el trabajo

Castellano-manchegos, navarros y aragoneses, los más felices

Ya hemos visto que el 76,1% de los trabajadores españoles afirma ser feliz en su profesión, ¿pero ¿cómo se declaran los trabajadores de cada comunidad autónoma?, ¿quiénes son los empleados más satisfechos?, ¿cuál es la autonomía con los trabajadores más felices? ¿y dónde se encuentran los menos felices?

Este año, son los encuestados en Castilla-La Mancha quienes afirman ser los trabajadores más felices, así lo declara el 86,2% de ellos, porcentaje que crece 8,9 puntos porcentuales en el último año.

A continuación, son los consultados en Navarra quienes parecen estar más contentos con su trabajo (85,2%) y que también aumentan este año su índice de felicidad laboral (7,4 puntos porcentuales) así como los trabajadores de Aragón, que se colocan terceros (83,9%) y son los trabajadores que más han incrementan su felicidad, en 11,6 puntos con respecto a 2017.

En el extremo opuesto, Galicia, Castilla y León y La Rioja tienen los porcentajes más bajos de trabajadores felices, aunque todos ellos se encuentran por encima del aprobado: 71,9%; 67,6% y 58,3%, respectivamente.

Además de Castilla-La Mancha, Navarra y Aragón, otras cinco autonomías ven crecer su índice de felicidad laboral: Cataluña, Extremadura, Cantabria, la Comunidad de Madrid y Galicia.

En cambio, al igual que en el total nacional, nueve regiones ven caer sus porcentajes siendo La Rioja la que más puntos cae (-18,6 p.p.). Las otras son Murcia (aunque sigue en posiciones muy altas), Asturias, Canarias, País Vasco, Andalucía, Baleares, la Comunidad Valenciana y Castilla y León.

Fuente: VIII Encuesta Adecco La felicidad en el trabajo

Las ventajas de la felicidad laboral

Moda, tendencia o nueva forma de vida, lo que es cierto es que tener trabajadores felices repercute de manera positiva en la empresa: tanto en el entorno de trabajo como en la cuenta de resultados. Y es que el 98,6% de los españoles piensa que los trabajadores que son más felices son también más productivos.

En palabras de Iría Vázquez-Palacios, directora de Gestión de Talento y Empleabilidad del Grupo Adecco: “un trabajador feliz desarrolla un mayor compromiso con la compañía, así su motivación es mayor y esto redunda también en más implicación, aceptación de responsabilidades y retos, mayor tolerancia al estrés y una capacidad de adaptación mayor y mejor a los cambios que se viven continuamente en las empresas”.

Y así deben verlo también los trabajadores españoles pues para el 77,9% de ellos las empresas que apuestan por la felicidad laboral de sus empleados atraen y retienen mejor el talento que las que no lo hacen.

En cualquier caso, la felicidad laboral es una parcela que va más allá del entorno empresarial pues para más de 6 de cada 10 encuestados por Adecco si no eres feliz en tu trabajo lo extrapolas a otras facetas de tu vida (+4 p.p.). Por tanto, es importante apostar por la felicidad de nuestros profesionales pues no hay mejor manera de que den lo mejor de sí mismos y se comprometan con la empresa al 100% que garantizándoles su bienestar o al menos mostrando la importancia que tiene para la compañía la valía de su talento y el desarrollo de las personas que forman parte de ella.

[1]Encuesta realizada por Adecco a través del Instituto Sondea a más de 3.500 personas en activo en nuestro país.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de Economía de Hoy

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.