www.economiadehoy.es

Valoración del anteproyecto de Presupuestos Generales del Estado de España

Alvise Lennkh, Scope Ratings.
Ampliar
Alvise Lennkh, Scope Ratings.

OPINIÓN: Por Alvise Lennkh, director de calificaciones soberanas de Scope Ratings

martes 27 de octubre de 2020, 11:05h
Observamos algunos riesgos a la baja en las perspectivas presupuestarias del Gobierno español contempladas en el proyecto del Plan Presupuestario 2021. id:64465
En concreto, vemos margen de empeoramiento en las perspectivas de recuperación del crecimiento para el próximo año, a las que apuntan las proyecciones fiscales y de deuda del Gobierno. El Ejecutivo espera una recuperación económica del 9,8% del PIB en 2021, incluido el impulso que aporte el fondo de recuperación de la UE, tras una contracción del 11,2% este año. En nuestra opinión, estas previsiones están sujetas a dos fuentes principales de riesgo:
  • una segunda y prolongada ola de contagios está obligando a muchos países, entre ellos España, a volver a establecer límites a la actividad económica y a la movilidad de la población. Si bien hay un claro intento de evitar un bloqueo similar al de la primavera, es probable que esto frene la recuperación del PIB en el cuarto trimestre y posiblemente dé lugar a un menor rebote y a una recuperación más lenta el año próximo.
  • es necesario que los recursos de la Unión Europea (a través de las subvenciones del fondo para la recuperación) se canalicen eficazmente hacia proyectos que apoyen las reformas estructurales favorables al crecimiento y las inversiones públicas.

Observamos que las perspectivas presupuestarias dependen de que una gran parte de los fondos de la UE, de unos 27.000 millones de euros, o alrededor del 2,2% del PIB de 2019, se canalice efectivamente hacia el crecimiento el año próximo. El Gobierno asume que estos fondos aumentarán el crecimiento del PIB de España en alrededor de 2,6pb (dada su previsión de una tasa de crecimiento del 9,8% en 2021 en comparación con el 7,2% en un escenario sin estas ayudas).

En cambio, nuestras previsiones para España son más conservadoras y reflejan la preocupación por la débil trayectoria de España en la conversión de los fondos europeos en un impulso fiscal favorable. De hecho, con un 39%, España tiene la segunda tasa de absorción acumulada de Fondos Estructurales y de Inversión Europeos más baja de entre la UE-28, en línea con Italia, pero notablemente inferior a la de Portugal (54%). Así pues, esperamos una contracción del 12% del PIB real en 2020, seguida de un repunte del 7% el próximo año, mientras que la deuda pública sobre el PIB seguirá aumentando a medio plazo, pasando del 122% este año al 125% en 2025.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios